La Comisión Europea confirma que Microsoft está realizando prácticas abusivas y le da una última oportunidad

63

La Comisión Europea confirmó que el gigante informático Microsoft “sigue llevando a cabo prácticas abusivas” al beneficiarse de su posición dominante en el mercado de servidores de gama baja y programas de reproducción de audio y vídeo, por lo que le concedió una “última oportunidad” para que formule las “oportunas” observaciones antes de que concluya la investigación comunitaria antimonopolio.


El Ejecutivo comunitario informó que ha remitido un nuevo pliego de cargos al gigante norteamericano –el tercero desde que abrió el caso en agosto de 2000–, en el que reitera sus acusaciones, aunque reforzadas por “nuevas pruebas procedentes de un encuesta entre un amplio abanico de consumidores, proveedores y competidores”, según informó el portavoz del comisario europeo de Competencia, Mario Monti.
Microsoft tiene un mes para contestar. Si no persuade a la Comisión de que sus acusaciones son infundadas, Bruselas le impondrá una sanción económica aún por determinar y le obligará a introducir reformas en su sistema operativo ‘Windows’.
En el pliego de cargos, el Ejecutivo comunitario sugiere a Microsoft algunos de estos posibles cambios. “Este pliego de cargos ofrece una última oportunidad a Microsoft para formular observaciones antes de que la Comisión cierre el asunto”, advirtió Monti.
Su portavoz precisó que los servicios de la Comisión disponen ya de “suficientes pruebas para tomar una decisión” y se mostró escéptico sobre las posibilidades de que la compañía de Bill Gates haga cambiar de opinión al Ejecutivo comunitario.
Durante su investigación de mercado, la Comisión se ha puesto en contacto con “un número considerable” de pequeñas, medianas y grandes empresas” europeas de todos los sectores de actividad que han corroborado las sospechas comunitarias sobre las “prácticas abusivas” de Microsoft.
Bruselas da por probado que el gigante de Redmond utiliza su “aplastante posición dominante” en el mercado de los sistemas operativos para ordenadores personales –a través de ‘Windows’– para extender su dominio al mercado de los sistemas operativos para servidores de gama baja –equipamientos que mantienen las redes informáticas de empresas–.
En concreto, Microsoft mantiene en secreto información necesaria para que los servidores competidores puedan “dialogar” sin problemas con el sistema operativo ‘Windows’. Una “mayoría abrumadora” de los usuarios consultados aseguró a la Comisión que este hecho les había impulsado “artificialmente” a utilizar los productos de Microsoft.
Paralelamente, la Comisión entabló contacto con una serie de empresas representativas del mercado de contenidos, proveedores de contenidos y fabricantes de programas informáticos en Europa y en Estados Unidos.
Las respuestas llevan a la Comisión a confirmar que la presencia del reproductor multimedia ‘Media Player’ en los sistema operativo ‘Windows’, debilita la capacidad competitiva de los programas alternativos, ahoga la innovación y, en definitiva, reduce las opciones de los consumidores.
SOLUCIONES
La Comisión Europea ha comunicado además a Microsoft las posibles soluciones técnicas para poner fin a esta situación de abuso. En lo relativo a los servidores de gama baja, propone a la compañía a revelar la información necesaria del interfaz para que los vendedores rivales de servidores de gama baja puedan competir en un plano de igualdad con ella.
En cuanto a la venta vinculada, la Comisión propone dos soluciones alternativas. La primera consistiría en desvincular ‘Windows Media Player’ del propio ‘Windows’, lo que obligaría a Microsoft a ofrecer una versión del sistema operativo que no incluyera este programa.
La segunda sería una disposición que obligara a Microsoft a ofrecer otros productos competidores del ‘Media Player’ con ‘Windows’. En cualquier caso, la finalidad de ambas soluciones es garantizar que los consumidores tengan unas posibilidades de elección razonables de programa para reproducir ficheros de audio y vídeo.
Además de este dossier, la Comisión Europea mantiene una información paralela sobre el posible abuso de competencia en que Microsoft estaría incurriendo a través de su última versión de sistema operativo, ‘Windows XP’.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios