Universal recorta el precio de los discos compactos

139

Universal, la mayor discográfica del mundo, anunció un fuerte recorte en los precios de los discos compactos en el mercado estadounidense.


El precio sugerido de un disco baja de entre 18 y 20 dólares a 12,98, mientras que el precio al por mayor se reduce de 12,02 a 9,09, salvo el de los discos nuevos de los artistas más populares, que tendrán un precio inicial al por mayor de 10,10, pero bajarán al precio estándar después de unos meses.
Doug Morris, presidente de Universal, dijo que los recortes buscaban “vigorizar el negocio de la música en América del Norte”. La empresa dijo que los nuevos precios entrarían en vigor a partir del primero de octubre y se mantendrían como mínimo hasta final de año.
En años recientes, muchos consumidores se han quejado de los altos precios de los discos compactos, que han aumentado en relación con otros productos que el consumidor considera comparables, como los DVDs.
La medida busca acompañar una ofensiva lanzada por la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA por sus siglas en inglés) contra lo que considera la “piratería en línea” de las redes de intercambio de archivos por Internet.
A finales de junio, la asociación dominada por las cinco grandes discográficas del mundo, dijo que prepararía demandas en contra de usuarios individuales de las redes de intercambio.
Aram Sinnreich, un analista independiente especializado en la música e Internet, dijo que el recorte de precios era “un paso en una buena dirección”, porque era preferible tratar al consumidor con incentivos en lugar de castigos.
Representa un reconocimiento por parte de las discográficas de que “la psicología del consumidor está cambiando”, y que, si bien el valor musical del disco compacto sigue igual, no sucede lo mismo con su valor comercial.
Aram Sinnreich
“Hay gente muy inteligente en las discográficas”, dijo, y comparó esta medida con la de Hollywood de reducir el precio de muchos DVDs a entre 10 y 20 dólares, lo que ha llevado a un crecimiento explosivo de ese formato.
Sinnreich dijo que el recorte de precios debe producir un aumento en las ventas, pero no anticipaba que tuviera un impacto directo sobre las redes de intercambio, ya que, a diferencia de la RIAA, él considera que las descargas en línea no sustituyen directamente a la compra de discos.
Por el contrario, tanto el declive en ventas de discos como el auge en las descargas, tanto las pagadas como las no autorizadas, reflejan un cambio en el mercado, en el gusto del consumidor.
Este tiende en la dirección de no preocuparse tanto de tener una gran colección individual permanente, sino en tener acceso inmediato a cualquier canción de un amplio catálogo.
“Antes era el álbum el que impulsaba las ventas y estaba en el centro de la experiencia del consumidor”, dijo. “En el futuro será la lista de canciones, algo mucho más variable y ajustado al gusto individual”, comentó.
Sinnreich dijo que la reducción de precios no afectaría mucho a los artistas, que por lo general ganan poco de las ventas. Sin embargo, sí afectaría a los minoristas de música, indicó. Universal les está pidiendo, en efecto, que acepten un margen menor, que no será del agrado de los detallistas, pero espera que el aumento en volumen les compense.
Sinnreich agregó que en la actualidad tanto los sellos como las tiendas están sufriendo un declive en las ventas del 15 por en el último año, por encima de los declives de años anteriores.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios