Adiós a la disquetera, hola memoria USB

97

Al próximo PC que compre probablemente le faltará un componente que hasta ahora ha considerado usted como algo obligado: la disquetera. Los fabricantes de computadoras están adoptando cautelosas medidas para acelerar la eliminación de la venerable disquetera, al mismo tiempo que acostumbran al usuario a las memorias USB, también llamadas llaves de memoria. Pero todavía hay muchas personas que se preguntan si realmente podrán vivir sin las disquetes.


Fabricantes como Dell afirman que sí. “Cuando preguntamos cuándo fue la última vez que usó usted una disquete, muchas personas dicen que no lo recuerdan”, dice Lionel Menchaca, portavoz de Dell, explicando por qué esa empresa ha decidido eliminar la disquetera.
Dell Computer, el mayor fabricante de computadoras en el mundo, lanzó hace unos meses la tendencia, al anunciar que dejaría de producir PC de escritorio con disquetera como componente básico. Esta estrategia la viene usando la compañia Apple desde que lanzo su nueva familia de computadoras MAC.
También Hewlett-Packard ha comenzado a eliminar la disquetera, ofreciendo a sus compradores cupones que pueden usar para obtenerlas si las quieren con determinados modelos.
Pero Dell espera que, hacia fines de año, la disquetera sea un componente optativo en toda su línea de computadoras para el consumidor.
Pero ¿qué va a ocupar el lugar de la disquetera? Los fabricantes creen que la respuesta está en las memorias USB. Hace ya mucho tiempo que se considera la disquete como artefacto anticuado, que carece de la capacidad necesaria para las necesidades actuales en materia de computación. Pero hasta hace muy poco no se le hallaba aún nada que pudiera reemplazarla.
“Es buena cosa decir que ya no habrá disquetera, pero ¿cómo se supone que reiniciaremos nuestras computadoras o cómo entregaremos a alguien una disquete en la confianza de que podrá leerla en su computadora?”, dice Sharon Swett, periodista técnica en Washington. “No todo el mundo tiene una conexión rápida a Internet y el quemar archivos en un disco CD ROM toma tiempo y cuesta dinero”, señala.
Las memorias USB solucionarán todos estos problemas, a juicio de los fabricantes. Estos dispositivos -llamados llaves de memoria por Dell y IBM, DiskOnKey por Hewlett-Packard y mini USB por Iomega- tienen aproximadamente el tamaño de un llavero. Contienen memoria no volátil, que no se pierde sin electricidad, y pueden ser conectadas directamente en el puerto USB de todo laptop, PC o monitor de trabajo.
Hay actualmente disponibles memorias con capacidad de hasta 256 megabytes, es decir, unas 177 veces más que una disquete de 1,44 megabytes en materia de capacidad.
Más aún, estas memorias caben fácilmente en el bolsillo y son perfectamente portátiles. Basta desconectarla de una máquina y conectarla en otra para que la segunda computadora la reconozca de inmediato, en el supuesto de que se está usando un sistema operativo relativamente reciente. Los archivos pueden ser trasladados así sin problemas de una computadora a otra.
Pero lo mejor de todo es su precio: Dell vende una memoria USB de 16 megabytes de capacidad por cerca de 20 dólares. Y no es preciso usar el modelo de Dell o de otro fabricante en una computadora de una marca determinada. Cualquier computadora con puerto USB basta.
Pero ¿cómo se reinicia una computadora con una memoria USB? En este campo hay también buenas noticias. La mayoría de las computadoras actuales permiten reiniciar el equipo desde una multiplicidad de dispositivos, incluyendo discos CD ROM y unidades de memoria conectadas al puerto USB, incluyendo las llaves de memoria.
Sin embargo, es posible que computadoras antiguas, fabricadas en los dos últimos años o más, no puedan trabajar con memorias USB, a menos que el fabricante proporcione una actualización del código conocido como BIOS, que controla la forma en que la computadora interactúa con los dispositivos de memoria.
Por el momento, las memorias USB son considerablemente más caras que las disquetes. Por esta razón, los usuarios serán reticentes a entregarlas a amigos o a enviarlas por correo, como se hace ahora con las disquetes. Cuando los precios bajen, sin embargo, muy pronto se verá usted en posesión de una colección de “llaves” de memoria, tal como ocurre hasta ahora con las disquetes.
Si mira usted en su tienda de computación, verá una multitud de ofertas de memorias USB, incluyendo diferentes normas: 1.0 y 2.0, específicamente. No pague más por memorias USB 2.0. Aquí, la norma USB no limita la velocidad, pero sí la memoria no volátil que contiene. En todo caso, el tráfico de datos desde y hacia una memoria es mucho mejor que con una disquete normal, y eso lo notará usted de inmediato.
Fuente: Jay Dougherty, IBLNEWS-Dpa

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios