La experiencia de ver la música

91

Mediante el empleo de la llamada “tecnología de la próxima generación”, la música electrónica y la animación digital se unen para crear SonicVision, un espectáculo de realidad virtual cargado de sensaciones, ritmo, color y fantasía.


La experiencia multisensorial, que se presenta desde octubre en el planetario del Museo de Historia Natural de Nueva York, se sitúa en la frontera entre el arte y la ciencia, y está llamada a revolucionar la tecnología audiovisual, el vídeo arte y el entretenimiento, informa la corresponsal de EFE en Nueva York Alejandra Villasmil.
La tecnología de SonicVision actualiza los populares espectáculos de luces láser de Pink Floyd y Led Zeppelin de los años 70 y 80, al proyectar en el domo del planetario una sucesión de imágenes en tres dimensiones que pueden ser vistas sin lentes especiales.
El espectáculo combina imágenes digitalizadas de alta resolución con temas de rock contemporáneo y sonidos electrónicos seleccionados por el músico neoyorquino Moby para transportar al espectador en un viaje fantástico de 35 minutos.
‘Vertiginosa’ realidad virtual
Las sensaciones, descritas por los “viajeros” como “hipnóticas”, “alucinógenas” y “tan vertiginosas como una montaña rusa”, se logran con imágenes presentadas por capas y en todas las direcciones del domo, que posee uno de los simuladores de realidad virtual más poderosos del mundo.
Las composiciones visuales de carácter onírico han sido desarrolladas por un equipo de 19 expertos en animación digital, diseñadores de imágenes en dos y tres dimensiones y vídeo-artistas.
Sus creaciones se valen de siete proyectores digitales situados en la base del domo, un proyector de luces ubicado en el piso y torres de potentes ordenadores, mezcladores de sonido y tecnología digital con capacidad de almacenamiento de hasta 9.216 gigabytes, o el equivalente a 225 ordenadores personales.
Explosión para los sentidos
Chris Harvey, director creativo de SonicVision y ex director de arte del canal de vídeos musicales MTV, ha colaborado con varios VJs (“Vídeo Jockeys”) que suelen mostrar sus mezclas de vídeo y animación en los clubes nocturnos más populares de Nueva York.
La experiencia visual de SonicVision es de hecho una mezcla de imágenes sin costuras -una suave transición de una escena a otra al estilo de las mezclas de sonidos que realizan los DJs (“Disc Jockeys”)-, presentadas al ritmo de la música seleccionada por Moby.
En un viaje continuo, a veces calmo, a veces turbulento, los espectadores entran en “túneles” de composiciones abstractas, laberintos con salida al espacio infinito y redes intrincadas de formas orgánicas o geométricas.
Catedral de sonido
Estructuras tipo catedral se erigen sobre las cabezas de los espectadores, mientras suena de fondo un tema de Boards of Canada. La secuencia da paso a una explosión de fantásticas figuras amorfas, con vista panorámica de 360 grados y música de Radiohead.
El programador musical, Moby, a quien siempre le ha interesado el espacio y la astronomía, incluye una selección de sus temas y de músicos de rock y ritmos electrónicos como Stereolab, Coldplay, David Bowie, The Flaming Lips, Goldfrapp, Prodigy, U2 y David Byrne.
Con SonicVision, el Museo de Historia Natural pasa a ser “pionero en una generación completamente nueva de espectáculos musicales para el siglo XXI”, según los representantes de la institución y los expertos que participaron en el proyecto.
Teneis más información en SonicVision

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios