Wanadoo, a juicio por el ADSL

116

Ayer dio comienzo un juicio contra Wanadoo por deficiencias en la calidad del servicio de ADSL que ofrece. El demandante, un profesor de Derecho de la Universidad de Oviedo, interpuso el pasado 22 de septiembre una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Siero contra el proveedor, que fue admitida a trámite.


Fuentes de Wanadoo afirmaron que se trata del inicio de un proceso que puede tardar meses, por lo que la empresa de momento no desea realizar ninguna declaración.
La historia comenzó hace seis meses, el pasado 22 de abril, cuando Iván Antonio Rodríguez Cardo, Profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de Oviedo, se dio de alta en el servicio ADSL Go de Wanadoo.
El servicio supone la posibilidad de disfrutar de ADSL a un precio de 8 euros mes en total de 18.00 a 8.00 horas de lunes a viernes, y los fines de semana y festivos de ámbito nacional las 24 horas del día, con una velocidad de recepción/envío de 256/128 kbps.
El módem fue enviado por Wanadoo a mediados de mayo, fecha en la que también fue dada de alta la línea.
Mucho más lento
Ante la “deficiente” calidad de la conexión, Rodríguez Cardo realizó diversos test de velocidad y pudo comprobar, según el texto de la demanda, que “entre las 20.30 y las 2 de la madrugada en días de diario, y durante prácticamente todo el día los sábados y los domingos, la velocidad nunca superaba 150 kbps como tope máximo, llegando a mínimos paupérrimos como 8 kbps (lo que supone un 3% de la velocidad de recepción contratada)”.
Además, según el demandante, “en cuestión de segundos la velocidad llegaba a variar en más de 100 kbps, lo que hace enormemente difícil el disfrute de la conexión, en modo alguno estable”. “Ellos garantizan por teléfono un 10% de la velocidad contratada, pero en el contrato no pone nada”, declaró Rodríguez Cardo.
El cliente se puso en contacto en reiteradas ocasiones con Wanadoo, aunque “no resolvía el problema”. La empresa no se sometió al procedimiento arbitral instaurado ante las Juntas Arbitrales de Consumo, por lo que “se presentó una denuncia ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información” que, sin embargo, se declaró incompetente para reclamaciones en el servicio ADSL.
“Importancia trascendental”
“La sentencia que se dicte en este juicio tiene una importancia trascendental para la sociedad en general, y no sólo para los internautas”, afirmó Iván Antonio Rodríguez Cardo, quien consideró que “el verdadero objeto del proceso es dilucidar si un proveedor de servicios (en este caso Wanadoo, pero podría ser cualquier compañía que prestase un servicio o vendiese un producto) puede exigir el pago de la totalidad de la cuota decidiendo unilateralmente la calidad del servicio que va a prestar”.
“Todos somos potenciales víctimas de abusos de está índole y es necesario que reaccionemos contra ellos”, afirmó el demandante.
Por último, Rodríguez Cardo auguró que “la sentencia que se dicte en el juicio que se celebrará este jueves podría suponer el espaldarazo definitivo para que los usuarios sean conscientes de que no están en la más completa indefensión, sino que tienen vías de reclamación a su disposición, vías que funcionan y a través de las cuales pueden poner freno a las prácticas abusivas de las que son objeto”.
Parece que no es, ni mucho menos, el único usuario descontendo con los proveedores de servicios de ADSL. La cantidad de quejas y mensajes de protesta que se puede encontrar en foros como Bandaancha.st son indicios de un creciente malestar por la calidad del servicio de banda ancha ofrecido, no sólo de Wanadoo, sino de otras empresas del sector como Tiscali.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios