Prohibido usar iPod en el Ejército

29

Los dispositivos con una amplia capacidad de almacenamiento, como el popular reproductor de música digital iPod de Apple, están siendo puestos bajo sospecha por organizaciones como el Ministerio de Defensa británico, debido a su facilidad para conectarse a los ordenadores —principalmente por USB— y copiar datos ajenos.


Este departamento ha añadido el reproductor a su lista de productos tecnológicos ‘peligrosos’ cuyo uso está prohibido en la mayoría de las zonas de sus cuarteles generales y oficinas de todo el mundo, informa el corresponsal de Reuters Bernhard Warner.
Mediante estos aparatos es posible “evitar las contraseñas e introducirse en el sistema”, asegura el comandante Peter D’Ardenne, de la Royal Air Force (RAF), quien cree necesario “tapar el agujero” e impedir su uso.
Mientras tanto, en el Ministerio de Defensa español aún no existen restricciones en relación con esta clase de instrumentos, sólo quienes tratan con documentos confidenciales están sujetos a ciertas normas, como la obligatoriedad de inscribir en un registro cada copia que realicen.
Una encuesta realizada por Reflex Magnetics entre 200 medianas y grandes empresas señala que el 82% de éstas cree que este tipo de dispositivos portátiles supone una amenaza desde el punto de vista de la seguridad.
Por este motivo, cada vez más compañías —sobre todo aquéllas relacionadas con los sectores financiero y sanitario— están elaborando reglamentos para mantener aparatos como el iPod alejados de sus oficinas.
“Muchas veces, un negocio no tiene ni idea de si un empleado está robando datos” de este modo, afirma Andy Campbell, de Reflex Magnetics, quien recuerda que “un reproductor portátil con dos gigabytes de capacidad puede almacenar fácil y rápidamente la base de datos de un cliente”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios