‘Pirómacos’, un programa informático español para el control de fuegos

27

La superficie afectada por un gran incendio puede ser traducida a algoritmos y sometida a una aplicación informática que ayude a combatirlo y controlarlo simulando su evolución, y eso es lo que hace ‘Pirómacos’, un desarrollo tecnológico totalmente español que se utiliza en toda la península.


Los algoritmos (métodos de cálculo) que utiliza esa aplicación informática, que simula el comportamiento y evolución de grandes incendios como el que ha arrasado más de 26.700 hectáreas en Huelva y Sevilla, han sido desarrollados por un equipo de la Escuela de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) que dirige el profesor Eugenio Martínez, informó ese departamento.
‘Pirómacos’ sigue la línea iniciada por el programa Cardin, también desarrollado por esa Escuela, por encargo del Area de Defensa contra Incendios Forestales del Ministerio de Medio Ambiente, que lo ha puesto a disposición de todas las administraciones forestales autonómicas y locales.
Tecnológicamente incorpora modelos matemáticos espaciales de optimización global (modelos bayesianos adaptativos), de integración de la información (modelos de escalarización) y de localización de actividades lineales (camino crítico), además de estereoscopia y gestión de bases de datos cartográficas y modelos digitales del terreno.
Información previa
La aplicación parte de bases de datos geográficos, es decir modelos digitales del terreno, datos de vegetación y usos del suelo, carreteras y depósitos del agua, entre otros.
La optimización del combate se realiza mediante la aplicación de “métodos bayesianos”, lo que significa cálculos a partir de otros eventos similares que dan la mejor solución promedio “a partir del modelo de expansión más probable”.
Toda la información de ‘Pirómacos’, que posibilita una actualización constante de la posición de los retenes en función del perfil del fuego, está integrada en un Sistema de Teleobservación e Información Geográfica (SIG), en concreto el IberGIS.
El IberGIS proporciona fotografías aéreas, en relieve, muy detalladas y actualizadas que pueden compararse simultáneamente con la cartografía digital.
Algunos problemas
El problema es que la aplicación de una estrategia de combate del incendio depende de que el sistema simula la evolución de las condiciones naturales, y éstas pueden cambiar en segundos dejando a los recursos de extinción rodeados por el fuego.
Aunque estos problemas se pueden resolver algorítmicamente, se tarda mucho en conseguir la solución y en los incendios forestales se requiere una rápida toma de decisiones.
Una alternativa consiste en definir como solución óptima aquella que resulte, en promedio, la mejor para las condiciones más probables de expansión del incendio, que proporciona el programa Cardin.
A base de cortefuegos
Para el cálculo del combate idóneo contra el fuego se ha adoptado la estrategia de Anderson, que consiste en construir un cortafuegos perpendicular a la línea principal de avance del fuego, a partir de un punto de inicio situado sobre ella.
Cuando este cortafuegos alcanza una determinada longitud se inicia la segunda fase, que es construir otro en paralelo a la línea de avance de fuego hasta que se contacta con él.
En ese momento se inicia la tercera fase en la que se realiza un ataque directo (los dispositivos de extinción se localizan en la misma línea de avance del fuego combatiéndolo directamente) hasta rodear por completo el fuego.
El control de la posición de los recursos de extinción y de la posición del frente del incendio permite comprobar, en cada momento, si la posición de los mismos presenta desviaciones respecto de las localizaciones previstas por la aplicación.
En caso de que estas desviaciones sean significativas se redefine la estrategia de combate considerando como situaciones iniciales las presentes en el momento de producirse las primeras desviaciones.
Más información en la web de www.incendiosforestales.org/

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios