Rechazan a Microsoft una petición de patente que permitiría guardar archivos con nombres fáciles de recordar

57

En una resolución preliminar, el gobierno rechazó a Microsoft Corp una patente de 1996 sobre una tecnología para salvar ficheros en computadores utilizando nombres fáciles de recordar. Microsoft prometió el pasado jueves que apelaría la decisión de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos, abriendo paso a lo que podrían ser unas largas negociaciones.


La Oficina, podrá ahora eventualmente decidir rechazarla por completo, dejarla estar o modificar el alcance de la patente. La patente cubre una tecnología ampliamente usada en computadores que funcionan sobre el sistema operativo Windows de Microsoft. En años más recientes, también ha sido usada para nombrar ficheros de dispositivos que funcionan con Windows, como cámaras digitales y reproductores de música portátiles.
La patente es parte de lo que Microsoft afirma es su implementación de un sistema más amplio para almacenar archivos en computadores, llamado File Allocation Table, o FAT. Pero Microsoft no afirma tener control sobre el sistema FAT al completo.
“Tenemos algunos derechos, pero nadie tiene un firme y fuerte control sobre todos los aspectos de FAT”, dijo David Kaefer, director del negocio de desarrollo en la unidad de propiedad intelectual y licencias de Microsoft.
El pasado año, Microsoft comenzó a solicitar a las compañías a comprar licencias para utilizar sus implementaciones del sistema FAT, incluyendo licencias de la patente que fue preliminarmente rechazada.
El movimiento aumento las preocupaciones de que la compañía discriminaría en contra de estos que desarrollan tecnologías de código abierto, restringiendo la posibilidad de competir en la plataforma Windows, dijo Daniel Ravicher, cabeza de la Fundación de Patentes Públicas. Su organización, respaldad por el movimiento de código abierto, requirió que la patente fuese re-examinada.
David Kaefer dijo que Microsoft garantizaría licencias a estos que utilizan tecnología de código abierto, aunque con términos algo diferentes.
Greg Aharonian, un crítico de patentes que sustenta el servicio de noticias patentes por internet, cree que la patente acabará siendo rechazada dada la evidencia de que la tecnología en cuestión es usada ampliamente.
“Es como dar una patente en un pastel de queso” dijo.
No cree que un rechazo tendría algún impacto mayor financiero en la compañía, por que no supone una amenaza seria a su negocio de software, Windows y Office.
No obstante, en casos como este, donde un grupo externo inicia la petición de re-examinación, el resultado más común es que la patente es modificada pero no rechazada por completo. Dijo Brigid Quinn, en representación de la oficina de patentes.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios