La ‘guerra de las consolas’

73

Mientras arranca la mayor exposición mundial de ocio electrónico, la feria E3, las principales firmas del sector están inmersas, fuera de programa, en la llamada “guerra de las consolas”. Sony, Microsoft y Nintendo anuncian sus nuevas generaciones de ‘estaciones de ocio’ para la nueva generación de videojugadores.

consolas.jpg


Xbox 360

xbox.jpg

Microsoft se adelantó la semana pasada a la competencia con un programa especial en la televisión privada MTV en el que destapó lo que será la futura consola Xbox 360 con la vista puesta en su principal clientela: las personas de 18 a 34 años.
Una campaña promocional que remató Microsoft anoche con la presentación oficial de su revolucionaria consola ante miles de periodistas, en un acto que sirvió para ensalzar a este objeto electrónico que quiere colocarse en el centro de los hogares digitales del futuro.
“Está aquí y está encendida”, aseguró la portavoz de Microsoft al enchufar esa primera consola con la que espera arrasar en el mercado a partir del próximo mes de noviembre.
Sony contraataca PS3
ps3.jpg

Pocas horas antes, la compañía japonesa Sony, la número uno de este sector, ofreció una pequeña prueba de su PlayStation 3 y enseñó las curvas (negras, plateadas o blancas) de su consola, con la que quiere seguir a la cabeza del mercado.
“Con el poder de un superordenador y la versatilidad de un armario lleno de aparatos electrónicos”, es la descripción de este nuevo producto que saldrá a la venta la primavera de 2006.
La tercera firma en discordia, la japonesa Nintendo, tampoco se ha quedado a la zaga y ha presentado su nueva generación de consola que con el nombre de ‘Revolution’ sustituirá a su popular GameCube.
Nintendo es la única firma que apuesta de manera más clara por sus más fieles seguidores, más centrada en la calidad de sus juegos, aunque la nueva consola también servirá como reproductor de DVD.
La feria clave
Estas son las tres novedades centrales de la mayor feria del ocio electrónico, aunque ninguna de las compañías líderes en videojuegos han tenido la paciencia de esperar a que la Electronic Entertainment Expo (E3) abra sus puertas en el centro de convenciones de Los Angeles.
Nintendo ‘Revolution’.
nintendo.jpg

Como reconoce Peter Dille, uno de los asistentes a esta feria como parte de la compañía de videojuegos THQ, “hay que llamar la atención desde el principio. Y no hay nada más importante que la presentación de tu producto”.
El nerviosismo por ser los primeros está más que justificado. Lo que está en juego es el liderazgo de una industria difícil de cuantificar pero multimillonaria en cualquier caso, informa Rocío Ayuso, corresponsal de EFE en EEUU..
Los más conservadores, como la Asociación de Programadores Electrónicos que organiza anualmente el E3, cifran los beneficios de este sector en unos 7.000 millones de dólares al año.
Los más optimistas hablan de 10.000 millones de dólares anuales, un pastel que vive un rápido crecimiento y cuenta con grandes posibilidades de cambio.
‘Final Fantasy XI’ en Xbox
En cuanto al catálogo, mientras Xbox 360 sigue contando con la saga Halo y ha logrado el apoyo de Square Enix, que también lanzará ‘Final Fantasy XI’ a través de su plataforma, PlayStation 3 (PS3) ha confirmado que dispone de ‘Devil May Cry 4’, ‘Gundam World’, ‘Tekken 6’, ‘Metal Gear Solid 4’ y ‘Gran Turismo 5’, y Nintendo se mantiene en la brecha con las enésimas actualizaciones de sus juegos clásicos.
Electronic Arts ya ha anunciado que actualmente están desarrollando 25 nuevos títulos para consolas de próxima generación, entre ellos Tiger Woods PGA TOUR 06, FIFA 06, Madden NFL 06, NBA LIVE 06, Need For Speed Most Wanted y El Padrino.
La PS3 será hasta 35 veces más potente que su predecesora, mientras que la Xbox 360 multiplicará por diez la capacidad de su “hermana pequeña” y la Revolution sólo será dos o tres veces más potente que la GameCube.
El éxito es una necesidad
Aunque ninguna de las tres compañías ha dado pista alguna sobre con cuántas unidades saldrán al mercado o sobre los precios de salida, los analistas coinciden en señalar que no podrá haber grandes diferencias entre unas y otras.
Pero aunque los elevados costes en desarrollo hacen del éxito de estos productos una necesidad, si alguien tiene más que perder en esta batalla es Sony, que necesita conservar el liderato alcanzado con la PlayStation 2, que hasta ahora le había compensado por otras derrotas.
Entre estos “fracasos” ha destacado su incapacidad para encontrar un rival de altura para la iPod de Apple —aunque ahora la PSP parece haber adoptado ese papel— o el retraso que ha sufrido el lanzamiento de su consola portátil en Europa, que no saldrá hasta septiembre, por no haber sido capaz de producir suficientes unidades a tiempo, lo que ha dado una ventaja de meses a la DS de Nintendo.
Fuente: elmundo

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios