a Unión Europea estudia el impacto de las patentes de software sobre la innovación tecnológica

34

Investigadores de una universidad holandesa llevan a cabo un estudio encargado por la Comisión Europea acerca de los efectos de las patentes de software sobre la innovación tecnológica implementada por ordenador. Paradójicamente, la Comisión pretende presentar una Ley de Patentes sin esperar al resultado de dicho estudio.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Maastricht está llevando a cabo un estudio sobre los efectos legales, técnicos y económicos de las patentes de software sobre la innovación tecnológica implementada por ordenador.
El estudio se focalizará en las consecuencias económicas de la innovación. “No nos centramos tanto en las patentes como en la innovación. No se trata únicamente de una cuestión de software”, señala Rishab Aiyer Ghosh, jefe de programa para los estudios de software libre y de código abierto en el Instituto de investigación económica sobre Innovación y Tecnología de Maastricht. El estudio no concluirá hasta finales de 2007, si bien el equipo que se está encargando del mismo publicará a finales de año un informe de carácter interno con conclusiones preliminares.
Sin embargo, puede que este estudio sobre patentes de software llegue demasiado tarde para influir en la legislación europea al respecto. La Comisión Europea quiere presentar lo antes posible una Ley que armonice las políticas que sobre este asunto existen en los diferentes estados miembros. El esbozo de Ley presentado por la Comisión, que encontró una fuerte resistencia en el Parlamento Europeo el pasado mes de febrero, se encuentra en estos momentos en periodo de discusión.
Por otra parte, la Comisión está interesada en el rol económico que juega el software de código abierto. El organismo ha encargado un estudio al respecto que, con el nombre de Flossworld (free, “libre” and open-source software), examinará el efecto en las economías regionales de la utilización y desarrollo de software libre. El estudio, que tendrá una duración de dos años y un presupuesto de 663.000 euros, pretende averiguar entre otras cuestiones cómo los desarrolladores de cualquier parte del mundo contribuyen a los proyectos de código abierto.

También podría gustarte
Comentarios