La ONU plantea cuatro opciones para renovar el actual sistema de gobierno de Internet

64

Un comité creado por la ONU para elaborar una recomendación sobre como debe gobernarse Internet en el futuro no ha logrado una propuesta de consenso, pero sus miembros si se han puesto de acuerdo en un punto fundamental: ningún país debe tener el control de las infraestructuras básicas de la Red. Hace dos semanas, EE UU anunció que pretendía mantener el control de los ordenadores que dirigen el tráfico de datos on line. Las conclusiones de este informe serán examinadas por los líderes mundiales en la cumbre sobre sociedad de la información prevista para noviembre en Túnez.


En diciembre de 2003 dirigentes de países de todo el mundo se reunieron en Ginebra para celebrar la primera reunión sobre Sociedad de la Información, donde se intentó por primera vez elaborar un modelo de administración para Internet diferente del actual. Hoy en día EE UU conserva cierto poder de tutela sobre el funcionamiento de la Red, un privilegio al que la administración Bush no parece dispuesta a renunciar.
En Ginebra hubo otros países que se mostraron satisfechos con la situación actual, mientras otros, muchos de ellos países en vías de desarrollo, mostraron su deseo de que el control sobre ICANN -donde EE UU conserva aún su derecho de veto- para a manos de la ONU o a un organismo intergubernamental. Ante la constatación de las diferentes posiciones existentes, el asunto se puso en manos del secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, que formó un grupo de expertos para que elaborase una propuesta de consenso. “Al final, la decisión de si habrá algún cambio dependerá de los Gobiernos”, ha declarado Markus Kummer, director del Grupo de Trabajo sobre el Gobierno de Internet, autor del informe hecho público hoy.
Cuatro propuestas diferentes
Los cuarenta miembros de este comité provienen de todo el mundo e incluyen representantes del mundo académico, económico y gubernamental. No han llegado a un acuerdo para realizar una propuesta única, por lo que su informe hecho público hoy contempla cuatro opciones para el futuro de Internet.
La primera de ellas mantendría el sistema actual casi intacto, con una organización sin ánimo de lucro basada en Estados Unidos, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, en sus siglas en ingles), controlando las políticas fundamentales de asignación de dominios, las direcciones de Internet. En el otro extremo de las propuestas ICANN sería desmantelada para ser sustituida por nuevas agencias internacionales nacidas bajo el amparo de Naciones Unidas. Una tercera opción propone crear tres organismos de gobierno: uno para dirigir los temas de política, otro de supervisión y otro para coordinación mundial.
El Grupo de Trabajo también recomienda un esfuerzo mundial coordinado para combatir el spam, o correo basura, y exige a las autoridades que respeten el derecho a la libertad de expresión cuando aborden delitos relacionados con Internet.
En la actualidad, además de ICANN, existen otros organismos que participan en la gestión del funcionamiento de Internet. Ayudando a establecer los patrones técnicos figuran la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el grupo encabezado por el sector privado Internet Engineering Task Force, y la W3C, orientada por el mundo académico y que trabaja en la elaboración de estándares.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios