Cracker podría ser enviado a Guantánamo

26

El programador británico Gary McKinnon, de 40 años de edad, libra estos días una batalla judicial en tribunales de su país para evitar la extradición a Estados Unidos. Sus abogados temen que una vez extraditado sea transferido a la temida cárcel de Guantánamo por tiempo indefinido.


Ataques contra la Armada, el Ejército y la NASA
McKinnon está acusado de haber entrado ilegalmente a un total de 97 sistemas informáticos estadounidenses. 53 de ellos pertenecían al ejército estadounidense, 26 a la armada y 16 a la NASA. Los dos últimos sistemas intervenidos por McKinnon pertenecían a la Secretaría de Defensa y la Fuerza Aérea, respectivamente.
En una oportunidad, McKinnon habría dejado fuera de servicio una red completa consistente de 300 computadoras en US Naval Weapon Station Earle. Como parte de su intrusión, el cracker borró archivos del sistema, inutilizándolo.
“Ataque premeditado y calculado”
La fiscalía estima que el objetivo de McKinnon habría sido obtener control total de la red completa de las fuerzas armadas estadounidenses. El representante de las entidades estadounidenses afectadas declaró que “McKinnon, de manera premeditada y calculadora, intentó perjudicar al Estado mediante las amenazas y la intrusión”.
En caso de ser extraditado y juzgado en Estados Unidos, McKinnon podría ser sentenciado a 45 años de cárcel. Su abogado insiste en que Estados Unidos garantice que el sujeto no será juzgado por un tribunal militar, ya que en ese caso corre el riesgo de ser encarcelado indefinidamente en Guantánamo, escribe BBC.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios