Google ofrece como ‘salvavidas’ para las editoriales su buscador de libros

67

Marco Marinucci, director asociado de estrategia y desarrollo de Google, ha aclarado en una conferencia que Google Book Search es un proyecto para “dar a conocer los libros y no a plagiarlos”. La compañía estadounidense quiere acabar con la polémica que mantienen los editores contra su proyecto de búsqueda en libros, y les invita a “subirse al carro” de la difusión de libros en la Red.


Pese a que Google ha sido demandada por varias editoriales debido a que ha mostrado fondos de varias bibliotecas sin permiso de las editoriales, Marinucci ha destacado que el objetivo de la compañía es “ayudar al amenazado sector editorial”. Las acusaciones se han debido a “muchísimos malentendidos”, ha aclarado.
Google cree que su servicio de búsqueda en libros beneficiará al sector editorial, “que hará negocio” con ellos y ayudará a los usuarios “a conocer la existencia de los libros y su localización”. El control de la publicación de libros en Internet estará, según la compañía, “en manos de las editoriales”, que podrán decidir la cantidad de texto a mostrar y el modelo de negocio para la venta de obras.
Marinucci ha explicado que a través de Google Book Search esperan que se pudan localizar “todos los libros de dominio público”, tanto por su título como por el contenido. También pretenden facilitar el acceso a los puntos de ventas, con “la seguridad como prioridad”, por lo que sólo se ofrecerían cinco páginas a baja resolución protegidas para no ser copiadas, grabadas ni impresas.
Respeto a la ley
“No tendría sentido que Google apostara por algo que va en contra de la ley”, ha comentado Marinucci. Por ello, esperan trabajar mano a mano con las editoriales.
Los ingresos por publicidad se repartirían al 50% con los titulares de los derechos de autor, a quienes además permitirían la posibilidad de elegir un modelo de negocio de entre el ‘pay per view’, la impresión bajo demanda o el patrocinio por publicidad.
En lugar de convertirse en la competencia, Google quiere facilitar el conocimiento de los fondos bibliotecarios y su “conservación mediante la digitalización”. Marinucci no ha descartado futuras oportunidades de negocio para las editoriales, como la posiblidad de “vender sus obras por capítulos”, un método que considera como “la mejor defensa contra la piratería.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios