Los últimos días de un círculo lítico

305

[La Opinión, A Coruña 2/6/06] Los arqueólogos que documentan este monumento funerario abandonan hoy su trabajo para dejar paso a las máquinas que construyen la autovía Ferrol-Vilalba.

banner.gif
Pulsa para ver la edición impresa

En el año 1929 el erudito ortegano Federico Maciñeira (1870-1943) publicaba el estudio titulado Notable grupo de círculos líticos y túmulos dolménicos de la cuenca superior del Eume. El documento, recogido en el segundo volumen del Arquivo do Seminario de Estudos Galegos, constata la existencia de dos círculos líticos en el lugar de A Mourela, en el municipio de As Pontes.
Casi un siglo después la necrópolis megalítica de A Mourela, con 5.000 años de historia, quedará sepultada bajo las obras de construcción del tramo As Pontes-Cabreirós de la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64). Según alerta la Plataforma Cidadá en Defensa do Círculo Lítico da Mourela, las máquinas entrarán en la excavación arqueológica el próximo lunes. Hoy, los técnicos que localizan nuevos vestigios en la zona abandonarán su trabajo para dejar paso a las palas.
Continuar…


Muchas son las negligencias denunciadas por la Plataforma, entre ellas, el hecho de que el estudio de impacto ambiental de la autovía, redactado en 2001, no recogiese la existencia de estos vestigios. El Laboratorio de Investigaciones Arqueológicas de As Pontes (LIA) comenzó a trabajar en la zona en agosto de 2005. Su director, Jacobo Vaquero, debía determinar la importancia del hallazgo arqueológico e informar a Patrimonio. Entre septiembre de 2005 y marzo de 2006 los trabajos se mantuvieron paralizados debido al mal tiempo. Y llegó el mes de mayo y la fecha fijada por la Consellería de Política Territorial y Obras Públicas para la finalización de las labores de documentación del cromlech. Cuando se proyecta una obra en una zona en la que puede haber restos arqueológicos -circunstancia que debe recogerse en el estudio de impacto ambiental- es la empresa adjudicataria de los trabajos quien tiene que contratar a los arqueólogos. La prospección de A Mourela la financia la consellería de Política Territorial y la debe supervisar Patrimonio.
Ante la inminente destrucción del círculo lítico se creó una plataforma en defensa de este hallazgo arqueológico, que reconoce que la autovía es algo esencial para el desarrollo de As Pontes, pero apunta que el incremento presupuestario que supondría un retraso en su finalización no justifica el que no se amplíe el plazo para realizar las investigaciones pertinentes. Representantes de este colectivo se reunieron el 15 de mayo con el director xeral de Patrimonio, Felipe Arias, quien consideró que existía suficiente documentación sobre el círculo lítico de A Mourela.
Ante esta opinión, la plataforma solicitó que personal cualificado y ajeno al Concello de As Pontes contrastase la información recogida por LIA y exigió una contraprestación cultural en el caso de la pérdida definitiva del lugar. Dicha contraprestación pasaría por señalizar en el tramo de la autovía el lugar que ocupa el círculo lítico, reconstruirlo y ejecutar un centro de interpretación e investigación arqueológica que investigue el rico patrimonio de As Pontes. Arias se comprometió, por su parte, a ejercer un control arqueológico en el entorno, tal y como recoge la ley del Patrimonio.
El pasado lunes la plataforma enviaba un fax a la dirección xeral de Patrimonio para denunciar la falta de control en la zona próxima al hallazgo arqueológico. Al parecer, no hubo ningún especialista supervisando los trabajos de desmonte y se emplearon máquinas que alteran rápidamente el subsuelo. Los camiones que trasladan los escombros circularon esta semana a escasos metros del equipo del LIA, que localizó en ocho metros cuadrados 450 restos de cerámica, a pesar del polvo que levantaban los camiones y el ruido.
En la página www.amigus.org la plataforma ha creado un diario fotográfico de la zona y una galería visual en la que las personas que así lo deseen pueden colgar su propia interpretación del monumento funerario. Además, el colectivo se ha manifestado por las calles de As Pontes y ha iniciado una campaña de recogida de firmas a la que cualquiera se puede adscribir en esta web. La plataforma considera que Patrimonio optó por “la prudencia” pero que los intereses de Política Territorial y del Concello, que no ha hecho ningún declaración pública al respecto, han forzado al departamento autonómico a dar el visto bueno para el avance de las obras.
Fuente: La opinión de A Coruña

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios