Freescale comercializa nuevos chips de memoria

65

Freescale ofrece comercialmente un nuevo tipo de chip de memoria con el objeto de ampliar el desarrollo de aplicaciones y dispositivos que puedan aprovecharse de las ventajas inherentes a dicha tecnología.


Freescale ofrece comercialmente un nuevo tipo de chip de memoria con el objeto de ampliar el desarrollo de aplicaciones y dispositivos que puedan aprovecharse de las ventajas inherentes a dicha tecnología.
Freescale es el primer fabricante de semiconductores en iniciar la venta de chips de memoria basados en MRAM (Magnetoresistive RAM; RAM Magnetoresistiva), tecnología en la que se utiliza la atracción magnética para crear una resistencia que sea identificada por el chip como un uno o un cero.
La tecnología ha sido desarrollada por investigadores durante décadas y si bien este primer producto no cumple con algunas de las expectativas originales, podría tener algunas aplicaciones interesantes.
¿Macs instantáneos?
Según Andreas Wild, director de soluciones de tecnología en Europa, Oriente medio y Africa de Freescale, los nuevos chips podrían utilizarse por los fabricantes de ordenadores para activar arranques automáticos. La tecnología podría sustituir a la memoria activa que se emplea actualmente para acelerar el proceso de arranque.
La MRAM también podría sustituir a otros tipos de memoria como las flash y las EEPROM (Electrically Erasable Programmable ROM; ROM Programable Eléctricamente Borrable) y que tienen una duración limitada. Dichas tecnologías utilizan un aislante contenido en el chip que se degrada durante el uso de modo que sólo pueden reprogramarse durante una cantidad limitada de veces. MRAM, por el contrario, no sufre este tipo de desgaste de modo que puede reprogramarse de forma ilimitada.
Capacidad limitada, por ahora
No obstante, el producto en su estado actual sólo ofrece una capacidad de almacenamiento de 4 megabits; cantidad que si bien puede resultar suficiente para algunas aplicaciones no puede suplir las necesidades de un iPod o un teléfono, tal y como comenta Richard Gordon (analista de Gartner).
Adicionalmente, continúa Gordon, a lo largo de los años se ha hecho evidente que el coste de la MRAM ha impedido que cumpla con una de las promesas iniciales: que sirva como única solución de memoria en los dispositivos que generalmente emplean varias opciones.
Por ejemplo, indica Gordon, los teléfonos móviles pueden utilizar hasta cuatro tipos diferentes de tecnología de memoria, cada una de ellas adecuada para diferentes funciones del sistema operativo, almacenamiento de archivos como fotografías y memoria de trabajo.
La virtud de la especialización
El uso de MRAM como único dispositivo de memoria para realizar todas esas cosas no ha funcionado tal y como estaba previsto. “La razón por la que tenemos tantas tecnologías diferentes en el mercado se debe a que todas ellas hacen algo realmente bien”, indica Gordon. “Cuando intentas encargarte de todo, entonces tienes que establecer ciertos límites.”
La baja capacidad de memoria en los chips de Freescale puede ser un ejemplo de este tipo de compromiso. Gordon indica que es poco probable que la MRAM pueda llegar a los gigabytes de almacenamiento soportado por otras tecnologías de memoria. Sin embargo, Freescale ha demostrado que la capacidad de memoria es escalable y que en cada nueva generación del chip se podría duplicar la capacidad, permitiendo que MRAM pueda alcanzar a otras de las actuales tecnologías de memoria.
Fuente: MacWorld

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios