La plataforma niega que el círculo lítico retrase las obras de la autovía

37

[La Opinión de La Coruña] La Plataforma en Defensa do Círculo Lítico da Mourela desmintió ayer que el retraso en las obras de ejecución del tramo de autovía que unirá As Pontes y Cabreiros se deba a las excavaciones arqueológicas que se están realizando en la zona del monumento funerario.


El colectivo destaca que a comienzos del verano la conselleira de Política Territorial, María José Caride, afirmaba, durante la inauguración de una piscina en Ortigueira, que los motivos de la paralización de la autovía Ferrol-Vilalba se debía “única y exclusivamente” a las excavaciones que se estaban realizando en el círculo lítico de A Mourela. La plataforma advierte de que, pocos días después, la prensa publicaba la decisión de levantar el tramo de la autovía que atraviesa la parroquia pontesa de Espiñaredo debido al descubrimiento de una fuente natural bajo el trazado del vial. El agua provocó desplazamientos y grietas y el departamento autonómico, según alerta la plataforma, pretende sellar el manantial con poliuretano expandido.
“Nos encontramos de nuevo con una irregularidad más en la planificación de la ejecución de la autovía, que en ningún caso debe su paralización a los trabajos de excavación del círculo lítico, tal y como se hizo ver durante los meses de verano en diferentes medios escritos”, recalca el colectivo.
La plataforma critica el hecho de que el patrimonio sea entendido “como una pelota de trapo que va de bota en bota absorbiendo las patadas que le propinan” para al final “acabar despellejada a los pies de la Administración”.
El pasado martes la conselleira de Política Territorial, María José Caride, indicaba que las obras de ejecución del tramo de autovía que unirá As Pontes y Cabreiros se reanudarán en la zona del círculo lítico de A Mourela en cuanto el departamento autonómico reciba la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio.
Durante su visita a la zona Caride también se refirió al asentamiento del terraplén que atraviesa la parroquia de Espiñaredo, en el que se están generando grietas y deslizamientos de tierra. Dos equipos técnicos, junto con los operarios de la Xunta, trabajaron desde finales del año pasado para determinar las causas de los movimientos, así como las medidas a adoptar.
La solución, según María José Caride, pasa por impermeabilizar el terraplén para evitar las filtraciones de agua, rebajar la rasante para eliminar peso y evitar el riesgo de desplazamiento y garantizar la calidad de los materiales del terraplén, así como por incrementar su base para mejorar su estabilidad.
Fuente: La Opinión

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios