Un papel que no se quema y puede reescribirse indefinidamente

50

Ingenieros norteamericanos han creado un papel que no se quema, que es resistente a las bacterias, que puede doblarse y cortarse con tijeras y que resiste temperaturas de hasta 700ºC.


Está formado por cables nanométricos de dióxido de titanio, un compuesto químico común en el pigmento blanco. Sus aplicaciones, además de las de cualquier otro papel, van desde la fabricación de blindajes hasta la descomposición de compuestos contaminantes.
Su ingrediente principal es lo que le da elasticidad, señalan sus creadores: mientras que la mayoría de los papeles se elaboran con fibras de celulosa, el nuevo material está formado por cables nanométricos de dióxido de titanio, un compuesto químico común en el pigmento blanco.
Pero, aunque tiene dos dimensiones, el papel nanotecnológico sirve además para formar artefactos tridimensionales. Puede doblarse y cortarse con tijeras, es químicamente inerte y soporta temperaturas de hasta 700 ºC, informa la universidad de Arkansas en un comunicado. Asimismo, la revista Journal of Physical Chemistry B ha publicado recientemente los resultados de este trabajo.
Este papel puede usarse de múltiples formas. Por ejemplo, para realizar carteles de carreteras resistentes al calor, pero además podría tener otras aplicaciones, como la fabricación de blindajes, de tejidos incombustibles, y de filtros de bacterias. También serviría para descomponer contaminantes o agentes bacteriológicos, entre otras funciones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios