La CE demanda un canon más exigente

42

El impuesto sobre los derechos de autor en los reproductores de MP3 y en otros equipos de copia, normalmente aplicado en la importación, obstruye el mercado interior de la Unión Europea y debería ser aplicado más estrictamente, dice un documento de la Comisión Europea. En un borrador de recomendación de la Comisión a los estados miembros, al que Reuters ha tenido acceso, rechaza las peticiones de la industria electrónica de eliminar el impuesto, que el año pasado recaudó 560 millones de euros.


Probablemente, la recomendación será bien recibida por los artistas, que perciben tres cuartas partes del dinero obtenido, y las haciendas nacionales, que se quedan con el resto. Pero deben imponerse estrictas condiciones para implantar la tasa.
El arancel, o “compensación justa”, varía entre unos pocos y cerca de 10 euros por aparato y está vigente en 20 de los 25 estados miembros. El impuesto, que suele afectar a los consumidores en forma de precios más elevados, compensan a los artistas por las copias privadas de películas o canciones realizadas usando grabadoras personales y otros aparatos.
La industria dicen que la tasa fue introducida en las cintas vírgenes en la década de 1960, pero que no tiene cabida en el ámbito digital del siglo XXI, donde los artistas ya reciben honorarios por los derechos de autor de su trabajo.
También alegan que el proceso de imposición del impuesto y traspasar el dinero a los artistas es muy opaco.
La recomendación, que será presentada por el comisario europeo para el Mercado Interior, Charlie McCreevy, en los próximos meses, reconoce los argumentos de la industria pero detiene a quienes pretenden eliminar el gravamen.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios