La Xunta abrirá el nuevo tramo de autovía con un kilómetro sin rematar

81

[La Voz de Galicia]La Consellería de Política Territorial tiene previsto abrir parcialmente al tráfico en diciembre un nuevo tramo de la autovía Ferrol-Vilalba, el que unirá Espiñaredo con As Pontes. Sin embargo, los vehículos no podrán recorrer el trecho al completo, puesto que continuará en obras de consolidación un talud de 900 metros de longitud para evitar futuros corrimientos de tierra a causa de la lluvia. Los problemas en ese tramo situado en Espiñaredo fueron descubiertos hace meses, cuando los trabajos se acercaban ya a su fase final.


Fuentes de la obra de la autovía indicaron que la reparación del talud está casi concluida. Falta colocar unas láminas impermeabilizantes sobre las que luego se extenderá el firme de asfalto. Para ello sólo es necesario que deje de llover.
Para evitar nuevas demoras en la apertura al tráfico del tramo -prevista para octubre-, Política Territorial optará por inaugurar el resto del trecho de autovía hasta As Pontes, salvando el talud de Espiñaredo.
La construcción de este tramo, de 6.800 metros de longitud y una inversión de 24,8 millones de euros, comenzó en la primavera del 2004.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios