Los ciudadanos no tendrán que presentar fotocopias del DNI y certificados de empadronamiento en la Administración central

155

Con la llegada del nuevo año, la administración se renueva, y los trámites telemáticos -llevados a cabo de oficio por un funcionario- sustituirán a las fotocopias del Documento Nacional de Identidad y del certificado de empadronamiento.


Entra en vigor la medida, aprobada por el Consejo de Ministros en el pasado mes de abril, por la cual los ciudadanos ya no tendrán la obligación de adjuntar la fotocopia del Documento Nacional de Identidad (DNI), ni de su certificado de empadronamiento, a los formularios que presenten ante la Administración General del Estado.
Cada año, los españoles presentaban 4 millones de fotocopias de DNI y 3,5 millones de certificados de empadronamiento que ya no deberán realizar, por lo que se prescindirá de un total de 7,5 millones de documentos en papel. Según los cálculos de la Unión Europea sobre el coste de los trámites oficiales, la eliminación de estos dos documentos permitirá que los ciudadanos se ahorren cerca de 7 millones de horas.
A partir de ahora será el propio Departamento ante el que se solicita el trámite el encargado de comprobar, de oficio, la identidad del interesado. Esto se realizará, en los casos en los que sea estrictamente necesario, mediante consulta telemática: bien accediendo a la base de datos de la Policía -tras obtener la autorización del interesado-, para confirmar la identidad, bien a la base de datos del INE, para validar el domicilio.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios