Los conductores estrenan hoy un tramo más de autovía hasta As Pontes

35

[La Voz de Galicia] Tras mantener a los conductores durante varias semanas en ascuas, la Consellería de Política Territorial al fin ha puesto fecha a la apertura al tráfico de un tramo nuevo de la autovía AG-64, entre Ferrol y Vilalba. Será hoy, a partir de las 11.30 horas, cuando entre en servicio un trecho más de 5.180 metros de longitud entre Espiñaredo y el núcleo de As Pontes, que permitirá circular por autovía entre Ferrol y As Pontes. Pero, tal y como estaba previsto, el tramo no abrirá al tráfico en su totalidad: permanecerá cerrado por obras un trozo de casi un kilómetro que va retrasado a causa de un fallo en la construcción de un talud, lo que ha obligado a rehacer de nuevo ese trecho en Espiñaredo. Política Territorial no maneja una fecha concreta para finalizar esos trabajos.


Pese a que no todos los días se abre al tráfico un tramo de autovía en la comarca, la consellería no ha previsto acto oficial alguno de inauguración, aunque sí enviará al delegado provincial, Jacinto Parga, para «poñer en servizo o treito», según reza la nota de prensa enviada ayer por Política Territorial. Parga presenciará la retirada de las vallas que ahora cierran el acceso al tramo nuevo en compañía del alcalde de As Pontes, Víctor Guerreiro, que ha aceptado la invitación de Parga de acudir al acto.
El regidor manifestó ayer que la consellería podría haber abierto al tráfico el tramo ya concluido hace varias semanas sin organizar ningún acto como el previsto para hoy. Apuntó que la inauguración auténtica se producirá cuando acaben las obras en el talud y abra al tráfico el tramo al completo entre Espiñaredo y As Pontes. Sobre cuándo sucederá esto último, Guerreiro apuntó que lo desconoce. Fuentes de Política Territorial declinaron aventurar una fecha sobre el fin de las obras. Los trabajos están condicionadas por las condiciones meteorológicas: con lluvia no se pueden acometer.
En Espiñaredo hay que volver a la carretera para sortear las obras
La apertura al tráfico hoy del nuevo trecho de autovía obligará a los conductores a estar muy atentos a las señales porque el viaje no será coser y cantar. Desde Ferrol, el automovilista podrá circular sin sobresaltos hasta Espiñaredo, como hasta ahora. Allí, deberá tomar el mismo desvío provisional actual que lo llevará hasta la carretera convencional de siempre, la AC-861. A lo largo de ella atravesará el núcleo de Espiñaredo, pasará el cruce hacia As Somozas y empezará el descenso hacia As Pontes. A la altura del punto kilométrico 27,920 podrá abandonar la carretera de dos carriles y estrenar el nuevo tramo de autovía. El acceso está debidamente señalizado.
El conductor sorteará justamente el trecho que se encuentra en obras: el de un talud mal construido que Política Territorial ha tenido que rehacer. Los trabajos consisten en colocar láminas impermeabilizantes para evitar filtraciones de agua al terreno.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios