El Concello pedirá los documentos del laboratorio arqueológico pontés

35

[La opinión de A Coruña, por Nuria Rodríguez] La asociación Hume afirma que el director del LIA, Jacobo Vaquero, tiene previsto abandonar su cargo y teme que decida llevarse consigo la información de estos años.


El Ayuntamiento de As Pontes tiene previsto solicitar al director del Laboratorio de Investigacións Arqueolóxicas (LIA), Jacobo Vaquero, el inventario de los restos hallados en el municipio y toda la documentación científica elaborada en los últimos años por este departamento. Tras conocer que Vaquero ha decidido abandonar el LIA y que la entidad cerrará en los próximos días, la Asociación de Estudos Históricos Hume se ha puesto en contacto con el Gobierno local para pedirle que recupere los estudios del laboratorio.
Desde Hume hacen hincapié en el convenio de colaboración firmado entre el Concello y el LIA, por el cual el Gobierno local subvencionó al laboratorio arqueológico. Apoyándose en él, reclaman la difusión de los documentos científicos, ya que temen que Vaquero decida no entregarlos al Concello. En cuanto al director del LIA, este periódico no pudo ponerse en contacto ayer con él.
A finales de 2002 el Ayuntamiento de As Pontes firmó un convenio con el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) para estudiar y poner en valor el pasado megalítico de la zona. Ese trabajo se detuvo a comienzos de los 90, época en la que Endesa y la Xunta acometieron los últimos trabajos de localización, excavación y catalogación de materiales encontrados en los túmulos. De hecho, en las dependencias de la empresa se guarda todavía material arqueológico. Al frente del LIA se situaba Vaquero.
El pasado mes de diciembre la Xunta confirmó que el estudio de los restos del círculo lítico de A Mourela ya no sería dirigido por Vaquero. Ni la Consellería de Política Territorial, responsable de las obras de la autovía Ferrol-Vilalba, ni la Dirección Xeral de Patrimonio quisieron entonces hacer público el nombre de la persona que lo sustituiría. Tampoco lo hizo la Unión Temporal de Empresas (UTE) Cabreiros, encargada de las obras del tramo de autovía en el que se sitúa el círculo lítico. Al frente de la excavación arqueológica se ha puesto el arqueólogo Andrés Bonilla, que dirige a un equipo de 30 personas.
Otra de las decisiones adoptadas al respecto es la creación de un comité científico asesor que emitirá la valoración final sobre el estudio de los restos del monumento megalítico y su conservación y que está dirigido por el catedrático de Prehistoria Ramón Fábregas Valcarce.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios