Los autores piden un canon de 16 euros por impresora y 19 por fax

57

Las entidades de gestión de derechos de autor quieren que los consumidores paguen un canon digital de 16 euros al comprar una impresora y de 19 cuando adquieran un fax por los posibles daños que les está causando la ‘piratería’.


La tasa podría suponer un incremento de entre el 26% y el 30% en el precio de estos productos dedicados al uso doméstico, cuyo coste medio ronda los 60 euros.
Se trata además de dos máquinas cuyos precios van a la baja en la mayoría de los países por la competencia del correo electrónico, pero que aquí se verían incrementados si el Gobierno apoya la propuesta.
Las sociedades de gestión de derechos defienden el canon como fórmula para compensar al autor por la reproducción de sus obras.
“No puede defenderse que la reproducción cultural sea libre”, según declaró a EL MUNDO el presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Eduardo Bautista. “De ser así, los autores no podrían sobrevivir”, añade.
Pero en esa defensa han ido demasiado lejos, según fabricantes y usuarios, que no entienden que se incluyan impresoras domésticas y faxes básicos —”prácticamente inútiles para copiar libros u obras de autor”— como sujetos del impuesto.
Ninguno de estos aparatos es idóneo para la realización de copias y, por lo tanto, no deberían pagar canon, en opinión de los responsables de la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec).
El Ejecutivo tiene 10 días para tomar una decisión sobre el canon digital que compensará a los autores por la copia privada y que podría gravar buena parte de los equipos y soportes de audio y vídeo, así como cualquier aparato con capacidad para grabar, copiar y/o almacenar imágenes o sonidos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios