El último tramo de la AG-64 soporta una media de 3.944 coches al día

30

[Diario de Ferrol] De la operatividad de la autovía AG-64 hablan claramente los primeros datos que existen sobre la intensidad de tráfico en el tramo Igrexafeita-Espiñaredo, abierto en junio de 2005 y por el que han circulado una media de 3.944 vehículos al día.


El paso de vehículos por el referido tramo se contabiliza en el kilómetro 21 de la AG-64, una infraestructura viaria que en su día enlazará la ciudad de Ferrol con la localidad de Vilalba, que se ejecuta en cinco sucesivos tramos y cuya realización implica un gasto estimado de 186 millones de euros. En este primer balance, que corresponde al ejercicio de 2006, destaca el incremento de circulación por la vía durante los días laborales y la elevada presencia de vehículos pesados, que casi equivale a la de los turismos. La estructura viaria operativa parte de la glorieta de Catabois y llega prácticamente a la villa minera de As Pontes, desde que en enero tuviera lugar la entrada parcialmente en funcionamiento el trayecto Espiñaredo-As Pontes.
Para el estudio de los datos relativos a este tramo será necesario, por lo tanto, esperar algunos meses. Éste, sin embargo, no es el caso en lo que se refiere a los trayectos de autovía con más años de antigüedad. Desde prácticamente el mismo día en el que se corta la cinta inaugural de cualquier nueva infraestructura, la Xunta habilita el sistema que permite recoger los datos que posteriormente son analizados por los expertos para calcular la operatividad, rentabilidad o funcionamiento de la vía.
En el caso de la autovía Ferrol-Vilalba, y a la espera de la entrada en servicio de las fases todavía pendientes del proyecto, los medidores se localizan en los kilómetros dos, cinco y doce en lo que al tramo Catabois- Igrexafeira se refiere. El último balance que existe con respecto a esta traza es el correspondiente al ejercicio de 2005. En el mismo se contabiliza que la intensidad media diaria de coches que circula por la vía hasta el kilómetros dos, que está a la altura del parque industrial de Río do Pozo, es de 9.441, mientras que esta cantidad se incrementa hasta los 9.786 vehículos cuando se trata del medidor que se localiza en el kilómetro cinco, que corresponde al enlace de Sedes.
La circulación de automóviles desciende considerablemente cuando los datos son los contabilizados en el kilómetro doce, el que está prácticamente al final del tramo. En este caso, el número de vehículos no llega a los 4.200 al día.
Nuevo tramo > Todavía sin fecha probable para su apertura al tráfico, desde la Xunta se reitera que están muy adelantados los trabajos de construcción de la siguiente fase de la autovía, la que discurre entre As Pontes y Cabreiros, afectada por la presencia del yacimiento arqueológico de A Mourela.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios