Con romperlo todo ya no basta

100

En los últimos días de existencia de la República Democrática Alemana (RDA), los funcionarios de la Stasi (policía secreta) recibieron la orden de destruir sus archivos triturándolos y luego quemándolos. Los archivos eran tan numerosos que las máquinas trituradoras dejaron de funcionar y los agentes no tuvieron más remedio que romper los documentos a mano. Un problema de transporte impidió que los 45 millones de folios de papel A4 llegaran a quemarse.


Desde 1991, un equipo de 30 personas está efectuando la penosa tarea de reconstruir esos documentos, que van revelando paulatinamente información sobre las actividades de la Stasi y sus colaboradores. Hasta ahora dicho equipo ha reconstruido el contenido de 350 sacas, pero considerando que quedan otras 16.000, completar esta tarea a mano llevaría entre 400 y 800 años más.
Ahora una nueva tecnología desarrollada por el Instituto Fraunhofer de Plantas de Producción y Tecnología de Construcción (IPK) podría completar esta labor en tan sólo una fracción de ese tiempo. El E-Puzzler, la máquina de reconocimiento de patrones más avanzada del mundo, se finalizó en 2003, y ahora el gobierno ha concedido fondos para un proyecto piloto que pretende reconstruir el contenido de 44 sacas.
«La reconstrucción virtual de este rompecabezas sigue la misma lógica que la reconstrucción manual», explicó el Dr.Bertram Nickolay, jefe de departamento del IPK. Las personas que se han dedicado hasta ahora a reconstruir los documentos se han valido de una serie de factores de identificación para determinar si cada par de fragmentos se corresponden entre sí, por ejemplo la forma, el color y la letra.
Este nuevo sistema consiste en escanear primero por ambas caras los fragmentos de papel y, a continuación, el E-Puzzler evalúa los diferentes atributos de los fragmentos para reducir los parámetros de búsqueda.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios