Indignante

50

Tobi01.jpg

Tobi, Chispa o Lupo. No sé su nombre, si es que lo tiene. Lo único que sé de él es que algún desalmado lo ha abandonado y lleva quién sabe cuánto tiempo vagando por el monte, procurando sobrevivir.


Tobi02.jpg

Tobi03.jpg

La semana pasada llegó a Marraxón de Arriba en un estado lamentable: Piel escamada, con múltiples erosiones, barriga sin pelo (que sería lo propio de su raza -un Cocker Spaniel Inglés, si no me equivoco-), heridas, conjuntivitis de caballo (ya bastante recuperada) y delgado, muy delgado (en la fotografía no se aprecia tan bien, pero es impresionante cómo se le marcan los huesos de la cara).
Y también la semana pasada se avisó a la policía municipal para que viniesen a recogerlo y lo llevasen a la perrera. Pero resulta que en As Pontes no gastamos de eso, así que dijeron que avisarían a noséquién de Coruña, que son quienes se encargan de recoger animales abandonados, para que viniera a buscarlo. Pero seguimos esperando y creo que ya podemos sentarnos si queremos seguir esperando.
A día de hoy, entre unos y otros, el perro va comiendo. Y él mismo lo complementa con heces de otros animales…
No es el único
Este es el segundo perro abandonado que aparece en Marraxón en los últimos tiempos, hay otros dos que rondan por la zona del Bañal y seguramente habrá más por otras aldeas y por el monte adelante.
Hay gente en este pueblo que se dedica a abandonar perros en las aldeas, quizás con la “esperanza” (aunque dudo mucho que realmente les importe) de que la gente de la aldea los acoja, les dé nombre, techo y comida… Y aunque realmente deseemos hacerlo, no podemos hacernos cargo de todos los animales abandonados que aparecen.
No comprendo, y creo que no es una cuestión de falta de empatía, cómo puede haber alguien capaz de dejar a su mascota tirada en cualquier cuneta, atada a cualquier árbol para que se muera o tirada en cualquier pozo, para que no la pueda “contar”. Si algún día has apreciado a ese animal que probablemente se desviviría para que tú estés contento y, por la razón que sea, ya no puedes hacerte cargo de él, lo mínimo que puedes hacer es poner un anuncio buscando un nuevo dueño, preguntar por el pueblo si hay alguien interesado en acogerlo o llevarlo a una perrera donde otros puedan adoptarlo. Y digo lo mínimo, porque seguramente se merecerán más esfuerzo que ese. Y sin embargo, siempre hay hijosdeputa que no valoran la fidelidad que les ha brindado su perro y lo mandan al cuerno con una facilidad pasmosa, difícil de entender y de aceptar. Hala, ahí te quedas, a partir de ahora apáñatelas tú solo.
Y es especialmente sangrante cuando el animal en cuestión ha sido criado desde siempre en una casa, con su comida, sus juguetes, etc., porque no saben desenvolverse en medios tan hostiles. Y así les va.
Si realmente hubiese justicia… Mejor me callo, porque sólo me salen improperios.
Por cierto, si alguien quiere hacerse cargo de Tobi (por poner un nombre), sólo tiene que pasarse por Marraxón de Arriba a recogerlo, llevarlo al veterinario y poner los papeles en regla, porque dudo que su dueño originario desee (ni tenga derecho moral a ello) recuperarlo.
Él seguramente estaría encantado de tener un nuevo dueño, es un perro muy agradecido y todavía confía en las personas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios