Guerreiro ordena parar la obras de una estación base de telefonía

61

[La Opinión de A Coruña] As Pontes, el nacionalista Víctor Guerreiro, ha ordenado paralizar las obras de instalación de una estación de telefonía móvil en Pena do Golpe-Os Loureiros. El regidor tomó esta decisión tras la denuncia presentada por los vecinos de la zona, que alertaron de que la empresa carecía de autorización para colocar la antena. Guerreiro también ha acordado incoar un expediente de reposición de la legalidad urbanística, ya que el receptor se sitúa en zona rústica de protección forestal.


Telefónica Móviles España S.A.U. inició los trabajos en la estación base a finales del pasado mes de marzo sin la preceptiva licencia municipal y a mediados de mayo la obra estaba casi finalizada. Según denuncia uno de los vecinos, Xosé María López, el Concello les comunicó por escrito que podían presentar alegaciones al proyecto de Telefónica el pasado 28 de mayo, un día después de las elecciones municipales.
Los afectados se movilizaron entonces y reunieron unas 40 firmas en contra de la antena. Además, enviaron una instancia al Ayuntamiento pontés en la que advierten de que la estación base está prácticamente finalizada y de que se había levantado sin la preceptiva autorización municipal.
El regidor en funciones comunicó a los vecinos la decisión de paralizar los trabajos e iniciar un expediente de reposición de la legalidad el pasado lunes, día 11. En el escrito, Guerreiro explica que adopta tal medida una vez visto el informe elaborado por la Policía Local el 30 de mayo-los agentes fueron advertidos por los vecinos-y una vez constatado que la empresa carece de licencia. Telefónica Móviles España solicitó la autorización del Concello el pasado 26 de abril.
Los vecinos de Pena do Golpe-Os Loureiros, en la parroquia de Santa María das Pontes, advierten de que el receptor está “muy cerca” de viviendas particulares, en una zona de protección forestal.
“Hay un vecino que tenía pensado vender una finca y ahora ese terreno se ha devaluado. Además del peligro que este tipo de antenas conlleva para los residentes, su instalación afecta a los propietarios de terrenos en la zona. Además, a nosotros nos molesta sobre todo la manera en que se hicieron las cosas. Lo primero es informar a los vecinos y se alguien solicita una licencia en una zona ir hasta allí”, comenta Xosé María López.
Los afectados aseguran no entender cómo se puede realizar una obra de esas características, en la que se trabajó durante aproximadamente unos tres meses con maquinaria pesada, con “total pasividad” por parte del Gobierno municipal y, en concreto, de la Concejalía de Obras.
Denuncian, además, que al tratarse de una actividad considerada peligrosa para la salud el Concello de As Pontes ” debe mirar más por los vecinos y no tanto por las empresas”. Hacen hincapié, finalmente, en que la antena de telefonía móvil se podía situar en otro lugar y en zonas más altas del municipio y más alejadas de las viviendas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios