El tramo de autovía hasta As Pontes no abrirá al completo hasta septiembre

42

La Voz de Galicia. Desde enero, los coches pueden circular entre Ferrol y As Pontes por la autovía AG-64, aunque siguen obligados a abandonar los cuatro carriles en Espiñaredo y regresar momentáneamente a la carretera convencional para sortear un tramo de casi un kilómetro de longitud que continúa aún en obras. Se trata del terraplén de Espiñaredo, de 40 metros de altura, sobre el que discurrirá la autovía, que la Consellería de Política Territorial se vio obligada a rehacer casi totalmente, cuando ya estaba construido, al descubrir que la tierra apilada cedía a causa del agua de lluvia. Los trabajos de estabilización del terraplén están en marcha desde un año antes de que en enero abriese al tráfico el resto del tramo. Y, por lo que parece, las obras aún van para largo. El último plazo ofrecido por la propia conselleira María José Caride en enero pasado fue que este verano los vehículos transitarían por autovía hasta As Pontes sin verse obligados a tomar la carretera en Espiñaredo. Sin embargo, fuentes del proyecto explicaron que las inclemencias climatológicas habían retrasado, una vez más, los trabajos. En la actualidad, el último plazo que se maneja para que el tramo al completo abra al tráfico es ya el mes de septiembre.


Pero, como hasta ahora, todo dependerá del tiempo que haga en las próximas semanas. Si llueve, las máquinas tendrán que permanecer paradas. Los trabajos en el terraplén han consistido en la compactación del material aportado y en la colocación de láminas de plástico y bentonita (una arcilla) para impermeabilizar el montículo de tierras. Esta fase ya se ha superado y, en la actualidad, las constructoras del tramo trabajan en la coronación de terraplén con más tierra y cemento. Para que estas tareas se puedan completar de forma satisfactoria deberán desarrollarse en días secos. Después de superar esta fase, comenzará la aportación de asfalto para conformar el firme del terraplén.
Cuando concluyan estas tareas de estabilización del terraplén y abra al tráfico ese trecho, los conductores podrán circular por autovía entre Catabois y As Pontes, o sea, a lo largo de 34 de los 55 kilómetros que medirá toda la AG-64 hasta Vilalba.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios