El Concello pontés cierra un ala de la guardería que está en obras

109

La Voz de Galicia. El alcalde pontés, Valentín González, ha decretado la paralización del uso del ala recién construida de la escuela infantil Barosa, e inaugurada en mayo pasado por el anterior gobierno municipal. González Formoso explicó que han descubierto que las obras de ampliación no están concluidas todavía y que ni siquiera se ha firmado el acta de recepción de los trabajos.


El regidor aseguró, además, que las nuevas instalaciones inacabadas dejan que filtre el agua y presentan numerosas «deficiencias graves» que desaconsejan totalmente aún el uso del recinto. En la actualidad, el Concello ha dado orden a la constructora para que finalice completamente los trabajos en la escuela infantil; a continuación, una vez que se supervise que las instalaciones se encuentran en perfecto estado, el Ayuntamiento firmará la recepción del proyecto y ordenará la ocupación de las nuevas instalaciones.
González Formoso apuntó que cuando descubrieron las deficiencias y que las obras ni siquiera habían finalizado todavía convocaron una reunión con la asociación de padres y la dirección del centro infantil para darles cuenta del decreto de desalojo del ala.
El regidor reconoció que la zona nueva de la escuela infantil seguramente no estará lista para el inicio del curso en septiembre, porque será preciso más tiempo para concluir las obras en el interior.
Las instalaciones antiguas
Los padres sí tendrán a su disposición las instalaciones inauguradas hace seis años en el poblado de As Veigas, a las que el pasado curso asistieron 82 pequeños repartidos en turnos de mañana y tarde. Hace tres años, el Concello acometió la primera ampliación de la escuela infantil, presupuestada en 100.000 euros, ante la fuerte demanda de plazas. A la vista de que el espacio continuaba siendo insuficiente para atender todas las peticiones de plaza, el año pasado se emprendió una segunda ampliación de la escuela infantil para dotar a las instalaciones de 80 metros cuadrados más y 25 plazas adicionales.
Las obras, aún en marcha, fueron presupuestadas en 104.000 euros. La aprobación del expediente por parte del Concello se produjo en octubre del 2006 y desde finales de año se acometieron los trabajos en el antiguo ambulatorio de Endesa. El gobierno local actual considera que sus predecesores decidieron estrenar el ala nueva de forma precipitada, antes que concluyese la reforma.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios