La Xunta firma el contrato para el tramo de autovía hasta Vilalba

28

La Voz de Galicia. La Sociedade Pública de Investimentos (SPI), dependiente de la Consellería de Economía, firmó hace dos semanas (el 14 de agosto) el contrato con las dos empresas constructoras que finalizarán la autovía Ferrol-Vilalba. Economía confirmó ayer la suscripción del acuerdo en esa fecha con la unión temporal de empresas (Ute) integrada por Corsan-Corviam y Sercoysa, que resultó adjudicataria del concurso convocado por la Consellería de Política Territorial para construir el tramo final de la autovía entre Cabreiros y Vilalba, de 13,4 kilómetros.


Las constructoras ejecutarán los trabajos con un presupuesto de 37,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 22 meses, tal como anunció la conselleira María José Caride en una visita a As Pontes el último día de julio. Política Territorial confirmó anteayer que, una vez superado el trámite de firma del contrato con la SPI, las empresas adjudicatarias de las obras empezarán a construir el tramo final de la autovía a partir del próximo mes.
Al mismo tiempo que arranca la ejecución del proyecto -retrasado durante años por falta de financión-, Política Territorial tiene previsto convocar a los propietarios de tierras afectadas por el tramo Cabreiros-Vilalba para hacer efectivo el pago de las expropiaciones.
Si se cumplen los plazos oficiales, la AG-64 unirá Ferrol con Vilalba en junio del 2009, 22 meses después del inicio de los trabajos. El último tramo desde Cabreiros entrará entonces en servicio un año después de que se inaugure el trecho anterior a partir de As Pontes. La última fecha que maneja la Consellería de Política Territorial para abrir al tráfico el tramo As Pontes-Cabreiros es junio del 2008, lo que supondrá año y medio de retraso con respecto a las previsiones iniciales. Los trabajos en ese trecho comenzaron en el último trimestre del 2005 con la mirada puesta en finalizarlos a principios del 2007. Pero las excavaciones arqueológicas en el círculo lítico de A Mourela (As Pontes) atrasaron la evolución de las obras. Hace unos meses, Patrimonio levantó la protección cautelar de los restos del yacimiento -ya investigados y documentados- y permitió el avance de las excavadoras de la autovía.
La AG-64 será, dentro de dos años, el enlace viario de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal con la Transcantábrica y con la A-6 hacia Madrid.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios