Caride estrena hoy el tramo de autovía Espiñaredo-As Pontes

49

La Voz de Galicia. La conselleira de Política Territorial, María José Caride, realiza hoy su segunda visita a As Pontes en los dos últimos meses. Regresa para presidir la apertura al tráfico de todo el tramo de autovía entre Espiñaredo y As Pontes, que los conductores podrán utilizar a partir de hoy sin necesidad de sortear trechos en obras como hasta ahora.


Ese trozo de la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64) que desemboca en las inmediaciones de la central térmica de Endesa tendría que estar finalizado y a disposición de los gallegos hace un año. Pero la aparición de unas grietas en un terraplén de tierra de cuarenta metros de altura en Espiñaredo convenció a la consellería para aplazar unos meses la inauguración del tramo. Sin embargo, los trabajos de estabilización del terraplén se complicaron tanto -hubo casi que rehacer toda la estructura de tierra- que Política Territorial decidió a finales de enero pasado abrir parcialmente el trecho. Desde entonces, los vehículos pudieron circular por autovía, pero se veían obligados a regresar a la carretera convencional en Espiñaredo para salvar el trecho del terraplén que ha permanecido en obras hasta ahora.
Hace una semana, la Xunta decidió cerrar el tramo hasta Saa (a pocos kilómetros de As Pontes) para completar los últimos trabajos. Y hoy, al fin, se reabre al tráfico el trecho al completo, incluido el que discurre sobre el terraplén en Espiñaredo.
La aparición de las grietas y las obras adicionales que fueron necesarias para rehacer la estructura de tierra han disparado el presupuesto de construcción del tramo Espiñaredo-As Pontes, de casi siete kilómetros de longitud, que finalmente supuso una inversión de 33 millones de euros, 2,5 millones más de los previstos inicialmente.
Con este estreno, entrarán en servicio 34 de los 55 kilómetros que medirá toda la autovía hasta Vilalba, que ejercerá como vial de conexión de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal con la Transcantábrica (A-8) por medio del enlace de la capital chairega.
Una vez abierto al tráfico el trecho completo hasta As Pontes, los conductores deberán aguardar hasta el verano próximo para estrenar otro tramo más de AG-64. Las obras hasta Cabreiros también arrastran más de un año de retraso debido al parón impuesto por las excavaciones arqueológicas en la zona pontesa de A Mourela, ya finalizadas.
El 31 de agosto, durante la última visita de Caride a As Pontes para realizar un recorrido por la autovía, la consellería adelantó que hasta el verano del 2008 no acabarán los trabajos en el tramo hasta Cabreiros.

Adjudicado el tramo a Vilalba

Al año siguiente, en el 2009, es previsible que también finalicen las obras del trecho final hasta Vilalba, de 13,4 kilómetros de larago. Las empresas adjudicatarias han firmado ya el contrato con Política Territorial para ejecutar el proyecto en un plazo de 22 meses y con un presupuesto de 37,4 millones.
María José Caride anuncia su visita para hoy a las once de la mañana. La cita es en Espiñaredo, sobre el terraplén.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios