Endesa anuncia que en enero abandonará el lignito gallego

20

[El Pais] La mayor central española de producción eléctrica, Endesa-As Pontes, anuncia que a partir de enero abandonará definitivamente el lignito pardo gallego (una variedad de carbón) como combustible para generar energía. Endesa arrancó ayer el tercero de los cuatro grupos de generación de carbón de As Pontes, que funcionará exclusivamente con material importado de Indonesia y otros países.


En sus 30 años de historia, la central eléctrica de Endesa-As Pontes ha quemado 260 millones de toneladas de lignito gallego, extraído en la mina contigua a la planta. En enero se cerrará definitivamente el yacimiento y la central pasará a producir electricidad con carbón importado. Si el lignito pardo de As Pontes proporcionó independencia energética, también convirtió a la central coruñesa en la más contaminante de España.
La hulla de importación dará a la empresa mayor rendimiento que el lignito, al tiempo que reduce las emisiones contaminantes. Endesa calcula que reducirá en aproximadamente un tercio su impacto medioambiental, al recortar la emisión de cenizas, de azufre, nitrógeno y dióxido de carbono. Ayer instaló el tercero de los cuatro grupos para quemar hulla de importación.
Endesa invierte 275 millones de euros en la reconversión de la central térmica, incluyendo una terminal logística de carbón en el puerto exterior de Ferrol. La compañía también acaba de finalizar una inversión de 365 millones de euros en la construcción, también en As Pontes, de una central térmica de gas natural. Entre los 1.400 megavatios de la térmica de carbón y los 800 megavatios de la de gas, Endesa producirá en el municipio coruñés más del 7% de la electricidad de toda España. La térmica de gas (denominada ciclo combinado) acaba de entrar en funcionamiento en pruebas y prevé operar comercialmente a finales de año.
En el plazo de cuatro años, Endesa tiene previsto convertir la mina (un gran agujero del tamaño del municipio de A Coruña) en un lago artificial.
Por otra parte, los trabajadores de la mina de lignito de Fenosa-Meirama, la otra central térmica que explota el carbón gallego, continúan negociando su prejubilación. Fenosa también prevé cerrar esta explotación a principios de 2008. Ayer los trabajadores aceptaron retrasar la huelga convocada para hoy hasta el 19 de noviembre, para negociar una nueva propuesta de la Consellería de Industria. En Limeisa, la filial minera de Fenosa en Meirama, hay 160 mineros afectados por el cierre.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios