Cinco consistorios de la zona tienen barreras arquitectónicas

45

[La Voz de Galicia] Tres de ellos se encuentran en obras para la instalación de accesos adaptados.


Las barreras arquitectónicas aún están presentes en cinco casas consistoriales de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, donde una persona con movilidad reducida o que se maneje en silla de ruedas se topará con serias dificultades para acceder a los inmuebles administrativos. Sin embargo, en los próximos meses esta situación se tornará diferente, para mejor, ya que tres de estos edificios se encuentran en obras para la instalación de ascensores.
Se trata de San Sadurniño, donde los trabajos (financiados por la Diputación y gestionados por el anterior gobierno municipal) están ya muy avanzados; Pontedeume, con las obras recién empezadas; y As Pontes, con la actuación en marcha.
En los otros municipios, Cedeira y Mañón, las gestiones para eliminar las barreras arquitectónicas en los inmuebles oficiales ya han empezado. El tripartito socialista está en negociaciones con la Consellería de Presidencia para construir otra casa consistorial en pleno centro de la villa. El inmueble actual, levantado sobre un edificio del siglo XVI, carece de ascensor.
En Mañón, el regidor, Alfonso Emilio Balseiro, explicó que tienen contratada la instalación de una silla elevadora en la casa consistorial para garantizar el acceso de todos los vecinos al inmueble.
Obras recientes:
El gobierno de Valdoviño también se puso manos a la obra este verano para poner fin a las barreras arquitectónicas en la casa consistorial. Isabel Álvarez, alcaldesa del municipio, explicó que en el mes de agosto se habilitó una rampa de acceso en la entrada principal del consistorio y que, hace más o menos un año, se instaló un ascensor.
También en la temporada estival aprovechó el Concello de Fene para reemplazar los elevadores existentes por otros más modernos y amplios.
En Ortigueira, la casa consistorial, que se encuentra situada en un antiguo convento dominico desde 1848, se adaptó a los requisitos que existen a nivel autonómico en temas de accesibilidad en el año 2000.
En las casas consistoriales más modernas, como la de Narón, Ares, Cariño o Moeche, los dirigentes municipales no han pasado por alto las barreras arquitectónicas, y están adaptadas para personas con discapacidad. El alcalde de Moeche, el popular Xulio Cribeiro, explicó que en el proyecto de construcción del edificio oficial, que empezó a funcionar en el 2002, «ya tuvimos muy en cuenta esta cuestión, tenemos rampas de acceso, elevador y baños adaptados».

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios