Más de 400 trabajadores de Meirama y As Pontes, recolocados en un lustro

52

El Correo Gallego. El futuro de 401 trabajadores de las auxiliares de las minas de Meirama y As Pontes, que cerrarán próximamente, pasa por un ambicioso progama que impulsará la Consellería de Innovación en ambas comarcas y que aspira a la recolocación de todos ellos antes de 2012. Pero el Plan Galego de Reactivación Industrial das Comarcas Mineiras das Pontes e Cerceda, denominación oficial del reto, va todavía más allá y se plantea generar otros 1.100 empleos más gracias a una inversión de 75,7 millones, aportados por la Xunta y el Ministerio de Fomento.


Así lo anunció ayer el titular del departamento autonómico, Fernando Blanco, que explicó que se creará una oficina de reactivación industrial por valor de 500.000 euros, con una antena en As Pontes y otra en Cerceda, que tendrá como objetivos la recolocación de los empleados de las industrias auxiliares que perderán su empleo, la captación de inversiones y la promoción de nuevo suelo industrial.
De este modo, se dará tratamiento individualizado y se hará un balance profesional de los perfiles de los 256 operarios a recolocar en As Pontes y los 145 de Cerceda. Posteriormente, en función del tipo de compañías que se asienten, se realizará un plan de reciclaje para los que lo necesiten. “Habrá proyectos empresariales que exijan una formación específica y otros que no”, puntualizó.
En este sentido, a pesar de que el plan abarca desde el próximo ejercicio hasta 2012, el conselleiro se mostró confiado en que ya en 2010 estén recolocadas estas 401 personas, recordando que durante el año pasado 132 trabajadores de estas industrias auxiliares encontraron un puesto en otras empresas.
Atraer capital
En cuanto a la captación de inversiones, Blanco indicó que se dedicarán cerca de 56 millones de las ayudas Miner para atraer capital tanto de Galicia como de España y de la Unión Europea. Así, se centrará en obtener aportaciones de macro inversores (empresas, inversores privados y organismos internacionales) y de otros a una escala menor (fondos de desarrollo públicos, fondos de capital riesgo o microcréditos). Sin embargo, el nacionalista eludió adelantar qué tipo de compañías podrían comenzar su actividad en estas comarcas porque “son ellas mismas las que tienen que dimensionar las posibilidades”, aunque apuntó que durante 2006 se incorporaron empresas de sectores como la industria maderera.
Por último, se refirió a la promoción de suelo industrial, para lo que se ampliarán los polígonos ya existentes en los dos municipios. Así el de Penapurreira, en As Pontes, contará con una inversión de 10,8 millones de euros; y el de Acevedo, en Cerceda, recibirá cuatro millones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios