La Diputación ensanchará el vial entre Ribadeume y Goente y suprimirá las curvas más peligrosas

33

La Voz de Galicia. El responsable provincial de Infraestructuras Viarias de la Diputación, Bernardino Rama, y el responsable técnico de Infraestructuras y Conservación de la Diputación, Vicente Berrocal, se reunieron ayer con el alcalde de As Pontes, Valentín González, y los miembros del gobierno local. En el encuentro, el alcalde transmitió al organismo provincial varias peticiones de los vecinos e iniciativas del Ayuntamiento.


La obra que González considera prioritaria en materia de seguridad vial es la carretera que une Ribadeume con Goente, pasando por A Faeira, y que constituye una de las más largas de la Diputación con unos dieciocho kilómetros de longitud. Rama y Berrocal se trasladaron hasta el lugar acompañados por González, la concejala de Participación Cidadá y diputada Montse García, el concejal de Urbanismo Marcelino Pena, el presidente de la asociación de vecinos de Ribadeume y Bermui, Vicente Fraga, y el vicepresidente José Barro.
El alcalde explicó que esta carretera es muy estrecha, con mucha pendiente, y con curvas peligrosas en puntos como Rebardille y Espá, por lo que genera problemas de seguridad vial. Añadió también que la carretera entra en el ámbito de As Fragas do Eume, por lo que cada vez hay más tráfico, y declaró que el Ayuntamiento podría colaborar en la subvención de la obra con fondos mineros.
Por este motivo, tanto el alcalde como el presidente de la asociación de vecinos pidieron que se suprimiesen las curvas más peligrosas, que se ensanche el vial acondicionándolo en su totalidad y que se coloquen aceras en la zona de Ribadeume para hacer una travesía en los tramos con viviendas al borde de la carretera. «Hai anos que levamos pedindo esta obra, que será fundamental para valorizar o ámbito rural», declaró Fraga.
Bernardino Rama y Vicente Berrocal se comprometieron a realizar estas obras y para ello encargarán el proyecto el proyecto de toda la carretera a principios de año, que estará listo en cuatro o cinco meses. Su ejecución se realizará por fases, ya que calculan que el coste total se acercaría a los cinco millones de euros. También deberán estudiar qué expropiaciones o cesiones de terrenos se deben realizar. Fraga y Barro informaron, sin embargo, que existe un compromiso escrito de los vecinos en la Diputación para ceder los terrenos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios