Con el árbol de Navidad llegó la polémica

44

[Diario de Ferrol] Un árbol talado que será adornado con motivos navideños en la plaza de Armas ha desatado la polémica en la corporación. El pino fue cedido por un particular –amenazaba con desplomarse sobre su vivienda– pero tanto el BNG como el PP criticaron con dureza la decisión del gobierno de utilizar un “árbol muerto” como motivo navideño. El alcalde encenderá hoy la iluminación festiva.


El espíritu navideño todavía no ha hecho acto de presencia en la corporación municipal pese a que hoy comienzan oficialmente los preparativos para las fiestas de Navidad. Esto al menos se deduce de la polémica ocasionada con el árbol situado en la plaza de Armas que, pese a no haber sido talado por orden de Yolanda Díaz, no costar 8.000 euros y ni siquiera ser un abeto -cuestiones todas ellas señaladas por los grupos de la oposición- ya ha recibido importantes críticas.
Así, aunque está previsto que hoy a las seis menos diez el alcalde de la ciudad, Vicente Irisarri, pulse en la plaza de Armas el mecanismo que accionará el alumbrado navideño, el pino natural robará cierto protagonismo al regidor.
El árbol, de unos doce metros y que se encuentra instalado al lado del Palacio Municipal, fue cedido, como se informó desde el Concello, por un particular de la comarca de Ferrolterra. Parece ser que el propietario iba a proceder a la tala, ya que sus ramas estaban poniendo en peligro la integridad de su vivienda. El Concello aceptó la donación con el objeto de “reciclarlo” y, tratando de evitar suspicacias que no han podido ser evitadas, explica que el gobierno local mantiene el compromiso adquirido desde un principio de aplicar y asumir políticas respetuosas con el medio ambiente.
Los primeros en censurar al gobierno local han sido los nacionalistas que, ajenos a las explicaciones del gobierno, consideran “inconcebibel” el uso de árboles talados como elemento decorativo, añadiendo que “ao empregar como adorno navideño unha árbore natural cortada, sen terra, xa nunca poderá ser transplantada ao rematar as festas”.
El BNG habla también de un gasto de 8.000 euros “en manter un adorno que atenta contra o civismo medio-ambiental” y pone el toque dramático al señalar que el acto público de hoy que “ten como elemento referencial unha árbore morta”. Las explicaciones que piden los nacionalistas ya habían sido ofrecidas a los medios de comunicación por el gobierno a través de un comunicado en el que daba cuenta de la colocación del árbol.
El PP también saca su vena ecologista y va más allá al atribuir a la edila de Cultura, Yolanda Díaz, la orden de tala del abeto de seis metros -nuevamente no coincide ni la especie arbórea ni la medida con la versión “oficial” del polémico árbol-.
Los “populares” no dejaron pasar la oportunidad de recordar el “exterminio arbóreo” de la plaza de España cuando “los nacionalistas ordenaron talar todos los árboles para dar paso al aparcamiento subterráneo”.
Pese a que el pino de Armas ha acaparado la atención de los grupos de la oposición, lo cierto es que Cultura también instalará otros dos árboles que pese al “aspecto natural” con el que se publicitan no dejan de ser ejemplares artificiales que, en principio, no serán objeto de polémica o al menos de ésta. Estos dos elementos decorativos -que suponen un coste de 2.500 euros por unidad y miden seis metros- se instalarán en Amboage -donde ya se han colocado otras figuras de iluminación- y en Porta Nova y se encenderán hoy coincidiendo con la puesta en servicio de las arcadas y demás iluminación navideña.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios