Nidos de hojas y lana en As Pontes

16

La Voz de Galicia. Si hay algo que me ha enseñado mi madre es a no tirar las cosas. No es que sufra el Síndrome de Diógenes, pero lo cierto es que a ella le encanta guardar. Da igual que el armario esté a punto de estallar, porque «eso» que a mi ojos ya no tiene ningún valor «se va a volver utilizar, ya lo verás». Mientras lo dice, en mi rostro se dibuja una expresión de incredulidad… Pero al final resulta que tiene razón. De repente, los gurús de la moda deciden que aquellas mallas horterísimas de los ochenta se conviertan en leggings súper-mega-fashion de la muerte. Y resulta que las joyas de mi abuela ya no están anticuadas: son vintage . Entonces me digo que mi madre estaba en lo cierto. Y tengo que reconocer que la mayoría de las cosas pueden tener tantas vidas como nosotros les queramos dar. Así piensa también Lourdes Acera Olaso , una artista nacida en el País Vasco y afincada en As Pontes que no sólo defiende el reciclaje a capa y espada, sino que, además, predica con el ejemplo. Si mañana se pasan por los jardines del Concello pontés lo podrán comprobar. Allí inaugurará Lourdes una interesante instalación que, bajo el título Niños de Nadal , está compuesta por enormes huevos y nidos de pájaros fabricados a partir de materiales de desecho, restos de poda, hojas secas, lana, papeles de regalo, hueveras de cartón… «Con un poco de imaginación, se puede sacar mucho partido a cosas que ya creíamos inservibles», asegura esta artista licenciada en Bellas Artes y que ha participado en exposiciones en Galicia , País Vasco y Francia .


Estos originales nidos de Acera Olaso se podrán ver a partir de mañana en los jardines municipales, pero desde hace ya algunos días también se asoman a la villa desde sus tiendas. A los comerciantes les ha gustado tanto el trabajo de la artista que esta Navidad -a través de la campaña Merca nas Pontes – han decido llenar sus escaparates con los nidos de la vasca. Según explica Lourdes, estas obras tiene un significado muy navideño: «En primer lugar, porque el nido es un hogar, y en estas fechas, uno siempre regresa a casa; y en segundo lugar, porque el huevo es un símbolo del nacimiento… Y, seamos o no religiosos, en Navidad lo que se celebra es el nacimiento de Jesús». Habrá que ver estos nidos.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios