‘Nostalgia la sentimos todos’

52

[Diario de Ferrol] Francisco Aréchaga reconoce que con el cierre de la mina termina también una etapa vital de sus trabajadores. “Nostalgia la sentimos todos, porque estuvimos aquí muchos años y en muchos casos, como el mío, pasamos aquí nuestra vida profesional”, comenta, para añadir a continuación que “los yacimientos se acaban y hay que mirar para delante y pensar en los trabajos que nos quedan por hacer”.


En el último año había en la mina unos 1.000 trabajadores de Endesa -a fecha de hoy quedan 160- y unos 260 pertenecientes a empresas auxiliares. La mayoría de los primeros se han trasladado a otras explotaciones de la firma, mientras que otros se han prejubilado y algunos continúan en la central. La compañía principal va a absorber, además, 80 de los subcontratados. Para Francisco Aréchaga, la trascendencia de la mina se explica porque gracias a ella está la central eléctrica en As Pontes, que continuará funcionando, existe la central de ciclo combinado, se crearon en su día los parques industriales que hoy dan empleo a 1.200 personas e incluso se construyeron, con fondos de la minería, los accesos viarios de los que ahora goza As Pontes. Todavía más, parte de la justificación del puerto exterior de Ferrol está en la terminal de carbón que construye allí Endesa para recibir el necesario combustible. “Hemos creado una riqueza enorme, para la empresa y para muchas personas de forma directa e indirecta”, señala.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios