As Pontes, cantera de las nuevas promesas del cine

55

[La Voz de Galicia] As Pontes tiene una predisposición especial para las artes. Es una afirmación difícil de probar científicamente, aunque Nuria Castro lo explica de maravilla: «Temos unha fonte creativa na mina… é o fume que nos inspira». Nuria es una de los nuevos creadores audiovisuales que ayer presentaron el fruto de su trabajo de manera conjunta en el Cine Alovi. Tiene 27 años y se dedica a la fotografía. También es una de las guionistas, directoras, productoras y demás del documental Ciclo Combinado, recientemente premiado por la Xunta. Su compañera de batallas, Sabela Pernas. «Foi un proxecto común» de estudios, explica Castro.
ponteses.jpg


Eso sí, las dos jóvenes artistas se lo guisaron ellas solitas. Pero eso no les preocupa. Son gente emprendedora y no es de extrañar que digan de las administraciones que «se nos queren axudar, que nos axuden». Lo que está claro es que a estas artistas no hay quien las frene.
Marta Ramos, de 24 años y también de la villa minera, es la coartífice, nuevamente junto a Sabela, de Mundo Bazar, otro de los documentales proyectados ayer en el Alovi. «Á xente gústalle e ten boas críticas», dice. Es su manera de valorar la experiencia tan «positiva» que supuso la filmación de su primer documental sobre la inmigración china en Lugo. Sabe que se dedicará a esto el resto de sus días. De ahí que se fuera a Madrid a estudiar Comunicación Audiovisual.
Por su parte, Mario Añón (27 años), espera encontrar su espacio en Barcelona. Allí estudió Audiovisuales tras su periplo por la escuela de Imagen y Sonido de Vigo y pasa buena parte de su vida. El de ayer no era su primer trabajo con la cámara. De hecho, el cortometraje Minerva, que «foi un traballo da carreira», se presentaba por primera vez en un cine. Y vaya si gustó. Eso sí, lo de Añón es la gran pantalla. «Gustaríame traballar a ficción», dice.
El futuro cineasta resume la concentración de artistas de As Pontes en una sola palabra: «Inquedanza». Según el creador, en la villa «hai tamén moita cultura musical», entre otras cosas, «e a xente se pode permitir determinados estudos».
Lo que está claro es que el lector ya se puede quedar con sus caras, pues estén seguros de que las volverán a ver. Llevan el talento grabado en sus frentes y suficientes sueños como para revolucionar el audiovisual, al menos, en Galicia.
También desde la organización de la puesta de largo celebrada ayer en el Alovi se rompió una lanza en favor de este colectivo de artistas visuales: «As Pontes ten un nivel formativo bastante elevado, e o sector do audiovisual é moi atractivo para a xente nova e ten moitas saídas laborais no mundo no que vivimos, o mundo da información», sentenciaron.
Todo lo demás fue un simple encuentro de amigos que quisieron mostrar a sus vecinos de lo que eran capaces. Y no hay duda de que fue solo el primero de unas largas vidas de éxito.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios