Entrevista a Aréchaga: ´La minería tiene un impacto, pero hoy en día existen planes de restauración

128

La Opinión de A Coruña. El director de la mina de Endesa en As Pontes, Francisco Aréchaga (Asturias, 1955), llegó en octubre a la presidencia de la Cámara Oficial Minera de Galicia en plena redacción de la nueva ley de minería de la Xunta. El dirigente llega dispuesto a trabajar para acercar a la sociedad una imagen más fiel de lo que es “el segundo sector, después del automóvil, más importante de la economía gallega”. El presidente del órgano minero considera fundamental que la normativa contribuya a la modernización de la minería en cuestiones como las administrativas, las tecnológicas y las medioambientales. El objetivo se logrará, dice, si se consiguen aunar los intereses de todas las partes.


-¿Era necesaria una nueva normativa?
-La ley que rige ahora mismo al sector data del año 73. Lo que se pretende ahora es regular una nueva situación, con nuevas exigencias, que se ha generado en los últimos años: peso en la economía, cuestiones medioambientales…
-¿Qué esperan de esta ley?
-Esperamos que sea una ley consensuada. Hemos trasladado nuestras peticiones al Parlamento y el lunes mantendremos otra reunión con la Consellería. Será un éxito si se logran aunar los intereses de todas las partes. La minería tiene una importancia económica alta, es un sector estratégico y es fundamental que se valoren todas las cuestiones medioambientales, tecnológicas, y administrativas en su justa medida para seguir avanzando.
-¿Qué sugerencias ha aportado la Cámara Minera?
-Pretendemos que la ley permita que haya un desarrollo del sector acorde con la nueva situación. La agilidad administrativa, por ejemplo, es muy importante. Resulta muy difícil abrir una nueva mina, entre otras cosas, por el rechazo social que genera. Las nuevas leyes que han aparecido han provocado que la gran mayoría de explotaciones estén en proceso de adaptación, pero se trata de un sector muy controlado y lo que pedimos es que las que cumplan los requisitos, presenten su plan anual de labores y obtengan pronto los permisos.
-¿Qué problemas tiene la minería en Galicia?
-El sector minero no es lo suficientemente conocido por el resto de la sociedad y se le relaciona siempre con aspectos negativos. Debemos intentar trasladar a la sociedad una imagen más fiel de lo que significa. La minería causa un impacto, sobre todo visual, pero hoy en día existen unos planes de restauración, cuyos gastos asume la empresa explotadora. Incluso es necesario presentar un aval bancario, de modo que si la empresa desaparece la Administración puede ejecutar la restauración. El segundo aspecto en el que hay que trabajar es en el de la competitividad, con formación y con la adaptación de los métodos y máquinas a la nueva legislación.
-¿Cómo afecta a las explotaciones el hecho de llevar toda la carga medioambiental?¿Le resta competitividad?
-Es una cuestión de gestión de recursos. Se trata de exigencias relativamente recientes pero que establece la ley para otorgar concesiones de explotación. ¿Resta competitividad? Si comparamos con empresas de China que no tienen responsabilidades medioambientales sí pero aquí esas empresas no operan. El hecho de que existan ese tipo de medidas es un reflejo de que la sociedad está más desarrollada y más avanzada.
-¿Qué peso tiene el sector en la economía gallega?
-Aproximadamente tiene una facturación de 2.000 millones de euros y da trabajo a unas 10.000 personas. En Galicia, después del automóvil, el sector minero es el más importante. En otros lugares no tiene ese peso porque no existe el granito ni la pizarra. Se ha dejado de explotar el lignito, tanto en As Pontes como en Meirama y eso le ha restado peso, pero Galicia no sería lo que es sin el sector minero. Poder contar con el granito para la construcción, por ejemplo, es entender Galicia tal y como es hoy.
-¿Cómo va a afectar al ramo la crisis en la construcción?
-La minería es un sector altamente exportador y no depende exclusivamente de la economía interna, aunque si hay crisis generalizada, las ventas al exterior se van a reducir, también dentro del propio país, sobre todo, de algunos materiales específicos como los utilizados para el hormigón.
-¿Y la subida de los precios de las materias primas?
-Ha subido el precio del hierro, del petróleo, pero de los materiales que más se explotan en Galicia, el granito y la pizarra, no.
“Es un reto contribuir a afianzar la minería en Galicia”
Francisco Aréchaga llega a la presidencia de la Cámara Oficial Minera de Galicia, procedente del sector energético. Con él se abre una nueva etapa en la que todos los subsectores de la minería (losa, granito, áridos, balnearios, rocas ornamentales y aguas minerales) estarán representadas dentro del órgano consultivo de la administración, tutelado por la Consellería de Innovación e Industria.
-Desde la dirección de la mina de As Pontes, ¿cómo afronta esta nueva etapa?
-Lo afronto con ilusión porque la minería es muy importante. Los países más desarrollados tienen al sector como un factor industrial de primer orden. Para mí es un reto contribuir a afianzar esa realidad en Galicia.
-¿Qué objetivos se plantea para los próximos años la Cámara Oficial Minera?
-Nuestro objetivo es favorecer la competitividad de las empresas, vía formación y vía adaptación a la nueva legislación. Nuestro papel es actuar como intermediario entre las empresas y la Administración.
-¿Está suficientemente desarrollada la minería en la comunidad?
-Galicia tiene una riqueza mineral muy grande, pero hay muchos recursos que están pendientes de descubrir. La explotación de granito y pizarra sí es importante, pero hay cierto rechazo social que, sin duda, ralentiza mucho las concesiones de las explotaciones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios