Un encuentro en familia

41

piscu.jpg
[La Opinión de A Coruña, por Mercedes Cernadas] El fabrilista Adrián López y el lucense Ramón Rodríguez, primos carnales, se enfrentarán este sábado por primera vez con sus respectivos clubes.


El próximo sábado las gradas del Anxo Carro vivirán una especial reunión familiar. Sobre el césped, Adrián López Rodríguez defenderá los colores del Fabril y Ramón Rodríguez Álvarez, los del Lugo. Piscu -Adri, como le llaman en casa- y Moncho son primos carnales, y por primera vez en su vida el destino los cruza en un campo de fútbol con sus respectivos clubes. Sólo habían coincidido cuando eran alevines; Adrián con la selección de Ferrol y Moncho con la de Lugo. “Recuerdo que perdimos 5-1 o algo así. Era la primera vez que jugaba contra él y me llevé para casa una rabieta enorme; ahora lo encajaría de otra manera”, confiesa Moncho divertido. Unos años después, con 21 años el deportivista y uno más el lucense, una de las camisetas que Adrián lució en Primera decora la habitación de Moncho con una dedicatoria especial de su primo.
“Tengo muchísimas ganas de que llegue el partido porque será muy especial. Estoy deseando jugar contra él y más después del fabuloso año que pasó. Estará toda la familia junta en la grada”, comenta el rojiblanco. Adrián lo corrobora: “Poder jugar contra mi primo es muy bonito, además toda mi familia es de Lugo; eso lo hace aún más especial”, explica el fabrilista. Ambos mantienen una relación muy estrecha y hablan casi todas las semanas. Se conocen y se definen a la perfección. “Al principio es muy tímido, pero tiene un corazón enorme y es muy inteligente, sabe llevar cualquier situación familiar, y esa serenidad la transmite en el campo. Es tranquilo, pero cuando hay que divertirse es el más cachondo. Creo que es muy inteligente y tiene la cabeza muy bien amueblada”, asegura Moncho de Adrián.
El de As Pontes, por su parte, define a su primo como “un amigo”. “Me llama mucho para preocuparse, me felicitó cuando debuté en Primera y tenemos muy buena relación. Es muy humilde y siempre está ahí para apoyar”, afirma el central, que le desea al rojiblanco “lo mejor, menos contra el Fabril”. “Que el Lugo llegue lo más arriba posible, pero que pierda el sábado”. Lo mismo opina Moncho, que a pesar de tener el corazón culé, confiesa que se está volviendo un poco deportivista. “Yo los partidos del Dépor no los veía, pero ahora ya nos fijamos en que no se meta abajo y se salve”, explica.
Sólo hay una cosa por la que ambos aplazarían su encuentro sobre el campo. “Ojalá esta vez no coincidiésemos si eso significase que Adri vuelve a estar con el primer equipo”, afirma su primo. “La verdad es que sí?”, reconoce el deportivista.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios