As Pontes sale del pozo minero

41

seara.jpg
[La Voz de Galicia] La diversificación y el asociacionismo patronal, materializado en la inauguración, ayer, de la nueva sede de Seara, sientan las bases del futuro económico de la villa.


As Pontes lo tiene todo en su mano para salvar la crisis de la minería. Uno de los pilares más importantes lo definía ayer el director general de Desarrollo Industrial de la cartera de Industria, Jesús Candil: «El Ministerio está teniendo una especial sensibilidad» con la villa. Pronunció estas palabras durante la inauguración oficial del nuevo Centro de Dinamización de Empresas promovido por la asociación de empresarios de suelo industrial Seara. As Pontes «ha tenido que afrontar el declive y el posterior cierre definitivo de la mina», dijo, lo que propició la entrada de este municipio en el reparto de fondos europeos del plan minero, liderando esas subvenciones en Galicia. De hecho, en la última convocatoria, del 2007, la villa recibió algo más de diez millones de euros (sobre el 70% del reparto en las cuencas mineras de la comunidad autónoma) para crear más de 150 puestos de trabajo.
Candil inició, ante casi un centenar de empresarios y políticos de la comarca (estuvieron presentes los alcaldes socialistas de la zona), la batalla de cifras. Arrojó un balance positivo del último trienio en los fondos repartidos por el Ministerio de Industria en Ferrolterra, Eume y Ortegal, como contrapunto a las crisis de la minería y el naval: 134 millones para generar 678 empleos.
El presidente Touriño, quien encabezó el acto inaugural de Seara, incidió también en el Plan Ferrol y el resto de ayudas gestionadas por el Igape. Incluidos microcréditos, las tres comarcas recibieron, según el mandatario gallego, 180 millones de euros para crear 320 empleos en el último ejercicio.
Cifra arriba, cifra abajo, buena parte del trabajo está hecho ya en As Pontes. El propio Touriño destacó la buena orientación de las políticas municipales para diversificar la economía local y evitar que quede sepultada bajo las aguas del futuro lago en que se convertirá la vieja mina de lignito pardo.
Dos polígonos, Os Airíos y Penapurreira (este último «verá triplicada su superficie», dijo Touriño sin definir plazos concretos), se completarán con el futuro parque tecnológico de Vilabella, en ciernes con cargo a fondos Miner y del Plan Ferrol. Todos convergerán en un mismo punto de referencia: el Centro de Dinamización de Empresas, o «la fórmula idónea para fortalecer o tecido empresarial -en definición del alcalde, Valentín Formoso-, co apoio aos emprendedores a través da axuda e a transmisión de coñecementos» a las bases de la «empresa de futuro». Para eso, Seara ha creado y gestionará el primer vivero de emprendedores del municipio.
A corto plazo
Para Touriño, los objetivos a corto plazo pasan por fijar un espacio para la innovación, un «laboratorio de proxectos e servizos comúns para os polígonos de As Pontes», dijo, con especial atención a la incorporación de la mujer a la vida laboral, la formación profesional (a cargo de la Xunta) y la innovación tecnológica.
José Castro, presidente de los empresarios ponteses, se dirigió a sus compañeros de filas en el tejido económico de la villa: «O contenedor está feito, e agora hai que demostrar o desenvolvemento dun compromiso social que temos» con las nuevas generaciones, concluyó.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios