Un sueño olímpico en compás de espera

70

[Diario de Ferrol] El pontés Borja Prieto, descartado por el equipo nacional para el Europeo de pista de Italia. Las aspiraciones del pontés Borja Prieto de participar en los Juegos Olímpicos de Pekín se han encontrado esta semana con un grave obstáculo: los técnicos de la Federación Española le han sacado del equipo que participará en el Europeo, la prueba en la que la selección debe buscar alguna de las plazas “libres” para la cita china. El sueño olímpico del palista de Ferrolterra, sin embargo, aún no ha finalizado.


Borja Prieto sabía que su continuidad en el equipo nacional dependía totalmente de su capacidad, y la de Pablo Baños, de superar con buena nota un nuevo test de control planteado por los técnicos, esta vez en K-2, y ante Hernanz/Cosgaya, los habituales participantes en esta modalidad con la elástica roja. El duelo entre ambas parejas se resolvía el pasado martes y el triunfo no cayó del lado del de Ferrolterra y su compañero. Prieto declaraba ayer mismo sobre esta regata que “no fui capaz de llegar bien a la prueba; me sigue limitando un poco la lesión del hombro y no pudimos conseguirlo”. La consecuencia, que el competidor de As Pontes se perderá, por primera vez en los últimos dos años, una cita internacional oficial senior con el combinado nacional.
Con la disolución hace un par de meses del K-4 en el que militaba el palista local -por el abandono de uno de sus componentes- comenzó todo un proceso de reestructuración que los técnicos federativos aún no han resuelto, puesto que las pruebas para cada una de las disciplinas y tripulaciones todavía continúan. Lo que sí han dejado ya claro es que Borja Prieto no acudirá al Campeonato de Europa de Italia, lo que significa, en primera instancia, que no podrá intentar contribuir a que España obtenga alguna plaza más para los próximos Juegos Olímpicos. El pontés se ha tomado la noticia con resignación y ha intentado extraer lo positivo, en este caso que tendrá tiempo, para superar completamente sus problemas físicos, hasta después de la prueba continental. Así, comentó, “creo que en un mes puedo estar recuperado y alcanzar de nuevo un buen nivel para el Campeonato de España”, prueba en la que los técnicos federativos volverán a examinar a los kayakistas masculinos.
Y es que, en este nuevo sistema establecido por los entrenadores españoles, el que hoy está fuera, mañana puede estar dentro y a esa esperanza se agarra Prieto para no abandonar el sueño olímpico. “Llegar así -lesionado- a este momento es una putada -dijo-, pero en junio espero encontrarme en buena forma y poder aspirar a entrar de nuevo en el equipo. Yo no he perdido la esperanza en ningún momento de llegar a ir a Pekín”. Claro que, para que eso sea posible, deben, los kayakistas que viajen a Italia representando a España, obtener una plaza en la que las cualidades del joven piragüista de As Pontes puedan encajar a posteriori. Aunque se van a presentar numerosas tripulaciones, lo máximo que se puede conseguir es un puesto en K-1 500 o 1.000 metros -sólo darán uno de los dos- y el ansiado K-4 1.000 metros, el grupo y la distancia en la que ha estado Prieto entrenándose los últimos dos años y que, por cierto, ha participado en todas las finales internacionales en las que ha competido.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios