Medio Ambiente se propone conseguir el traslado de Ence en 2011

40

El País. El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, reveló ayer que el Gobierno gallego pretende “conseguir que el inicio del desmantelamiento de Ence no supere nunca” el año 2011, coincidiendo con el agotamiento de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que su departamento acaba de concederle en aplicación de la ley estatal de prevención y control de la contaminación.


La concesión de la AAI, que fija las condiciones medioambientales que una instalación debe cumplir para seguir funcionando o para conseguir una licencia, fue duramente criticada por el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, que la consideró una “traición” al compromiso de la Xunta de trasladar el complejo industrial integrado por Ence y Elnosa.
En respuesta a esta acusación, Manuel Vázquez reiteró que el Gobierno tiene “voluntad política de trasladar Ence”. “Eso es indiscutible”, subrayó, “pero la concesión vence en 2018” y cualquier medida debe “ajustarse a Derecho”. Cuando a alguien se le quiere retirar una concesión antes de tiempo, recordó el conselleiro, debe hacerse mediante acuerdo y “eso es lo que está haciendo el Gobierno: buscar acuerdos para acortar plazos”. La ley hay que aplicarla “aunque no nos guste”, reconoció Vázquez. “A mí me hubiera gustado más poder tener una ley que me permitiera decir que a partir de una fecha no puede seguir trabajando, pero no la tengo y no la puedo inventar”. “Lo que no se puede es tomar decisiones a martillazos”, remachó.
El conselleiro recordó que la Xunta está negociando con Ence y con Elnosa (con resultados parciales muy distintos, reconoció) un acuerdo económico para anticipar el traslado y compense a ambas empresas. En el caso de Elnosa, Medio Ambiente cuenta a su favor con que la empresa sabe que a partir de 2011 “tiene que aplicar una nueva regulación que le obliga a cambiar su modelo de explotación”.
Es en ese marco en el que se les ha concedido una AAI para tres años y no ocho, como el otorgado a otras empresas, subrayó Vázquez. “El Gobierno está poniendo todo de su parte para acortar plazos y eso se hace siendo extremadamente puntillosos en el control medioambiental y negociando”, pero la compensación económica saldrá del “dinero de todos los gallegos” y es necesario extremar “la justicia” del cálculo.
El conselleiro de Medio Ambiente hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que hizo balance de las Autorizaciones Ambientales Integradas tramitadas por su departamento y que son obligatorias para instalaciones industriales y agroganaderas de cierta dimensión. El pasado 30 de abril, cuando venció el plazo de adaptación, 166 empresas habían obtenido el AAI, entre ellas algunas tan relevantes como las térmicas que Endesa y Fenosa gestionan en As Pontes y Cerceda, respectivamente, la maderera Finsa, las plantas lecheras de Feiraco en Ames y Leche Celta en Pontedeume o las instalaciones de Citroën y Rodman Polyships. En la lista figuran también numerosas explotaciones ganaderas, así como de tratamiento y transformación de subproductos animales.
Otras 62 empresas están todavía a la espera de obtener la autorización, 53 de ellas de nueva creación. El resto (seis instalaciones que ya están funcionando y tres que han ampliado sus dependencias) se enfrentan al riesgo de una sanción si tardan mucho en completar los trámites que tienen pendientes. Cuatro de ellas (explotaciones agroganaderas que la Xunta no ha querido identificar) pueden enfrentarse incluso a una orden de cierre si, como sospechan los técnicos de la consellería, no logra corregir sus efectos sobre el medioambiente.
Los datos de cada empresa estarán desde hoy a disposición de todos a través de la página web de Medio Ambiente.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios