Los alcaldes de A Coruña y Ferrol se oponen a recibir la planta de celulosa de Ence

77

El regidor de As Pontes se ofrece por segunda vez a albergar la factoría


[La Voz de Galicia] Las negociaciones abiertas por el Ejecutivo gallego para sacar la fábrica de Ence de la ría de Pontevedra y trasladarla al norte de la provincia de A Coruña chocaron ayer con la oposición frontal de los dos ayuntamientos candidatos a recibir la nueva planta. Tanto el alcalde de A Coruña, Javier Losada, como el de Ferrol, Vicente Irisarri, mostraron su rechazo al proyecto. Solo el primer edil de As Pontes (la población con menos opciones) reiteró su ofrecimiento a acoger el plan.


Javier Losada se opuso a cualquier intento de trasladar la factoría de celulosa al puerto exterior coruñés. «Lo voy a tomar como una broma», dijo el alcalde coruñés cuando se le preguntó por la posibilidad del cambio de ubicación de la industria. Tajante, el regidor hizo un llamamiento a la seriedad antes de señalar que «ni A Coruña ni el puerto de Ferrol» son emplazamientos viables para la planta. Recordó también que se está «haciendo un esfuerzo importante por el saneamiento de las rías», de modo que «no es que el alcalde de A Coruña se niegue, es que ni lo contempla», recalcó. «No lo voy a permitir, ni en el puerto ni en las inmediaciones» insistió Losada, que volvió a aludir a que «debe tratarse de una broma, y una broma de muy mal gusto». Además, se refirió también a que el emplazamiento de la celulosa «es incongruente con los planes de desarrollo en esta área metropolitana», y aludió a los proyectos medioambientales como claves de la política local de sostenibilidad. «Si han conseguido todos los recursos adecuados para que no produzca alteraciones en el entorno, que se quede donde está», valoró el responsable del ejecutivo municipal.
También Carmen Marón, diputada y teniente de alcalde de las áreas de Economía, Hacienda y Planificación, rechazó de pleno la posibilidad de que la empresa papelera sea trasladada a punta Langosteira. Marón, que calificó de «inaceptable bajo todos los puntos de vista» el cambio, hizo extensiva su oposición a que la alternativa sea el puerto de Ferrol, y coincidió con el alcalde Javier Losada en tachar de «broma» la propuesta.
La diputada coruñesa señaló que el traslado de Ence es una «aventura peligrosa», y recordó que llevan «años luchando por tener unas rías no contaminadas». En este sentido, indicó que las estaciones depuradoras de aguas residuales que se están ejecutando en la actualidad «son la gran esperanza para las rías», y subrayó que el cambio de las instalaciones hacia las zonas de ?A Coruña y Ferrol supondría un «grave riesgo» para un área costera que conforma «una densa y extensa conurbación urbana con amplio litoral».
Confesó «entender» que los pontevedreses apuesten por que Ence inicie una nueva andadura empresarial «con tecnología punta que impida una contaminación tan agresiva como la actual». «Un deseo al que -añadió- nos sumamos todos los gallegos». Sin embargo, Marón apuntó que «habrá que buscar soluciones inteligentes desde el punto de vista tecnológico y científico, pero no pasar el problema de la ría de Pontevedra a la coruñesa». En este sentido, abogó por que las empresas y las instituciones sean «cuidadosas con los planes de futuro». En todo caso, la diputada advirtió: «Estaremos vigilantes, y los ciudadanos, también», y recordó la alta sensibilización de la población ante la contaminación, dado el historial de problemas medioambientales registrado en el litoral coruñés.
Un error, según Irisarri
En Ferrol, el alcalde, el también socialista Vicente Irisarri, aseguró que sería «un error» reubicar Ence en Caneliñas: «Ningún puerto, en el siglo XXI, se debe de convertir en un polígono industrial». Irisarri insistió en que «los puertos no están destinados a servir a los intereses de una única empresa, sino que tienen que ser plataformas para el transporte intermodal de muchas firmas». El regidor afirmó también que «no se puede destinar una superficie del calibre de la que necesita Ence en una infraestructura industrial de tanta importancia como el puerto exterior ferrolano». Por ello, entiende que «el puerto, debe rechazar esa oferta, agradecerla, pero rechazarla».
Ofrecimiento
Por su parte, el regidor de As Pontes, Valentín Formoso, recordó que la localidad se «ha ofrecido como ubicación» para que Galicia no pierda la planta, y ayer reiteró: «Seguimos con la misma oferta». No obstante, se mostró cauteloso sobre el nuevo proyecto de empresarios gallegos para el traslado de Ence de Pontevedra. «Las ubicaciones, el tiempo y los plazos los marcan las Administraciones», afirmó. En cuanto al impacto medioambiental aseguró que el concello velaría por que se «cumpla la legislación».

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios