As Pontes multiplica por cincuenta las sanciones previstas contra el vandalismo

27

[La Voz de Galicia] La corporación municipal de As Pontes dio ayer un paso unánime para erradicar el fenómeno del vandalismo de sus calles. El pleno celebrado en el edificio consistorial sirvió para dar luz verde a la nueva ordenanza que contempla sanciones hasta cincuenta veces superiores a las que se pudieran imponer con anterioridad para disuadir a los grafiteros de emborronar las paredes públicas o a los desaprensivos a deteriorar el mobiliario urbano.


La nueva norma, que tras la aprobación de ayer deberá publicarse en los boletines oficiales antes de entrar en vigor, recoge multas de 750 a 3.000 euros, según el grado de gravedad de los actos de gamberrismo que se detecten. Hasta ahora, esas sanciones estaban fijadas en correctivos de unos sesenta euros en la ordenanza sobre limpieza del Concello.
«Témonos que felicitar todos -sentenció ayer en la sesión la edila y primera tenienta de alcalde Montserrat García (PSOE)- porque é unha medida consensuada por todos os grupos», y aseguró que se aplicará «con contundencia».
No obstante, la nueva norma será flexible, y establece la posibilidad de canjear las multas por trabajos a la comunidad, algo que García calificó de manera positiva en el transcurso del pleno.
Para no coger a nadie desprevenido, la concejala anunció que el Concello iniciará de manera inminente una campaña de sensibilización en los colegios del municipio con la que dar a conocer las nuevas medidas y concienciar a los jóvenes estudiantes de las consecuencias de atentar contra la propiedad pública.
A esto añadieron desde la oposición la necesidad de «procurar que esa campaña chegue a toda a cidadanía», según apuntó el portavoz del PP, Juan Eladio Pico, y agregó que los vecinos deberán colaborar para facilitar que la nueva ordenanza «se aplique con todas as súas consecuencias».
El papel de los padres
El concejal del BNG y ex alcalde de As Pontes, Víctor Guerreiro, destacó a posteriori que la campaña de concienciación del Concello deberá extenderse a los padres, responsables de educar a sus hijos en cuestiones como el civismo. En cualquier caso, reconoció que el vandalismo «non é un tema fácil de solucionar, ao igual que pasa noutros concellos», y que su eliminación dependerá del seguimiento que haga el gobierno municipal sobre la normativa aprobada ayer por unanimidad.
También recordó que el anterior ejecutivo local, que él presidió hasta hace un año, dejó instruidos «varios expedientes de grupos xa localizados» para su sanción administrativa.
El mismo pleno de ayer acordó la adhesión del Concello al plan estratégico de empleo de Ferrol, que arrancará con un estudio de diagnóstico de la zona y la elaboración de las políticas adecuadas para la creación de puestos de trabajo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios