La Xunta asume otro retraso en el tramo As Pontes-Cabreiros de la autovía AG-64

44

[La Voz de Galicia] El enlace por autovía del tramo entre As Pontes y Cabreiros, el penúltimo escalón de la AG-64 para conectar Ferrol y el corredor del Cantábrico por Vilalba, sufrirá una ligera demora sobre el plazo previsto. A la vista está que no será este mes de junio cuando se pueda recorrer el trazado de apenas ocho kilómetros que acercará un poco el núcleo vilalbés.

mourela_5-6-08.jpg


Los inconvenientes surgidos en la construcción de la AG-64 han sido numerosos, lo que impuso un retraso de poco más de un año a la obra de ese penúltimo tramo. La afectación de un yacimiento arqueológico en el entorno del trazado vial, el círculo lítico de A Mourela, forzó a la Xunta a sumar cinco millones al presupuesto de 52,6 millones de euros en que estaba contabilizado el recorrido de As Pontes a Cabreiros.
Las fuertes lluvias de los últimos meses y desprendimientos durante la ejecución de los trabajos son los principales motivos de que ese nuevo vial no pueda ser inaugurado este mes.
El delegado provincial de la Consellería de Política Territorial, Alberto González, reconoció el pasado jueves en As Somozas que se había producido algún contratiempo, pero que eso no incidirá en gran medida en los planes de la administración autonómica. El político valdoviñés afirmó que As Pontes y Cabreiros estarán comunicados por autovía «en el segundo semestre del año», lo que literalmente se puede traducir como un día indeterminado entre los meses de julio y diciembre.
Política Territorial prevé también que el tramo final, de Cabreiros a Vilalba (los 13,4 kilómetros restantes para completar la AG-64), estará operativo en el 2009. Costará 37,4 millones de euros y hay un plazo de 22 meses para finalizar los trabajos, cuyo contrato de adjudicación se firmó el 14 de agosto del año pasado. Esto significa que este agosto se completará el primer año y la cuenta atrás marcará solo diez meses (sería en junio del 2009, aunque la Xunta apostó recientemente por el mes de octubre para su apertura plena) para tener la autovía Ferrol-Vilalba plenamente operativa.
Reducción significativa
Así las cosas, un estudio realizado por La Voz el pasado mes de marzo reflejó que llegar a Lugo por As Pontes y Vilalba lleva ahora seis minutos más que por la AP-9 hasta enlazar, en Betanzos, con la A-6, con lo que se ha constatado una importante reducción de tiempo y kilómetros desde la situación previa a la construcción de la autovía AG-64. No obstante, se espera que los tiempos sean aún menores una vez que entre en servicio el trazado completo hasta Vilalba, que pasará de los 58 kilómetros actuales (unos veinte por carreteras convencionales), a los 56,3 del recorrido final que tendrá la autovía.
En paralelo a la puesta en marcha de la Ferrol-Vilalba, el delegado de Política Territorial destacó la futura construcción de un enlace entre la AP-9 y la autovía Ferrol-As Pontes, entre Neda y San Sadurniño. Será una infraestructura, dijo, «importante para avanzar no desenvolvemento» de la comarca. Se encuentra, en la actualidad, en fase de redacción de proyecto y permitirá saltar entre ambas vías de alta capacidad sin necesidad de cruzar la ría de Ferrol y el polígono de Río do Pozo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios