Compartir música en Canadá mediante P2P será sancionado con 12.700 euros

37

Los canadienses podrán copiar música adquirida legalmente a sus iPod y ordenadores, pero se les prohibirá saltarse las limitaciones digitales que la industria aplique, en virtud de una nueva ley introducida en el Parlamento canadiense.


El proyecto de ley, presentado por el ministro de Industria, Jim Prentice, reducirá también las multas que las compañías pueden pedir para los usuarios que infrinjan los derechos de autor hasta un máximo de 500 dólares canadienses (alrededor de 319 euros), mientras que hasta ahora era de 20.000 dólares canadienses (aproximadamente 12.700 euros).
Por ejemplo, en la actualidad, alguien que se descargue cinco películas para uso privado podría ser demandado por 100.000 dólares (unos 65.000 euros), mientras que ahora el límite estaría en 500, algo que probablemente haría que las compañías no acudan a una demanda.
Las sanciones de hasta 20.000 dólares por infracción se aplicarían en el caso de que se ‘piratearan’ los sistemas digitales anticopia, por ejemplo, de un juego de ordenador.
Este tipo de sanciones mayores también se aplicarían por subir música a Internet mediante P2P o por publicar obras sujetas a derechos de autor -como una imagen o un vídeo- en un sitio como YouTube o Facebook.
“No es una multa, es una fórmula de daños y perjuicios. Son los derechos de los propietarios, no es el Estado el que actúa, no es criminal”, dijo un funcionario del gobierno.
Sin embargo, si se llega a niveles comerciales de ‘piratería’, las responsabilidades podrían ser mayores y sería objeto de persecución del Gobierno, con penas que podrían llegar hasta los cinco años de cárcel.
Los clientes, ‘desnudos’ ante los proveedores
Esta ley todavía eximiría a los proveedores de servicios de Internet por las violaciones de derechos de autor de los clientes. Los proveedores no tendrían que pagar ningún tipo de multa ni tendrían que retirar el material ilegal -como sucede en Estados Unidos-, y sólo estarían obligados a comunicar las infracciones.
En la redacción de la legislación, el gobierno explica que se enfrenta a la delicada tarea de encontrar un equilibrio entre los derechos de los creadores de contenidos y las realidades y necesidades de la vida cotidiana en un mundo digital, y también que son conscientes de la dificultad de perseguir posibles infracciones personales.
Los artistas canadienses, los editores y la industria musical piensan que la nueva legislación ayudaría a proteger su trabajo y fomentaría las inversiones.
La nueva ley, también consideraría ilegal proporcioanr, vender o importar herramientas para eludir los sisteams anticopia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios