La Universidad de Santiago investiga la muerte de reos en el río Eume

36

Técnicos del departamento de Microbiología y Parasitología del Instituto de Acuicultura de la Universidade de Santiago, en colaboración con Medio Ambiente y el Seprona, realizan análisis en las muestras de agua y peces extraídas para arrojar luz al asunto. Pero por el momento «no está nada claro».


«No sabemos con claridad qué es lo que está pasando», dice Juan Luis Barja, coordinador del departamento de Microbiología del centro, quien añade, «está pasando algo que produce cambios en las condiciones del río y que los reos no soportan. En principio hay problema de infección en los peces; el problema está en las condiciones medioambientales del río».
Condiciones medioambientales que por el momento se desconocen, al igual que también sigue sin saberse qué es lo que las produce.
El departamento de Microbiología y Parasitología está especializado en diagnóstico de patologías, así como en el diseño de nuevas herramientas y métodos para su prevención.
Así pues, siete días después de que saltara la voz de alarma y aparecieran los primeros ejemplares muertos, los asiduos al coto de Ombre siguen sin conocer los resultados acerca de los análisis de agua y restos de animales que se están realizando por parte de Medio Ambiente y del Seprona. «Esto es una vergüenza. Siete días analizando el agua y siete días sin resultado», dice Adriano Paz, presidente de la Sociedad de Pescadores de Caaveiro. «Estamos muy preocupados», reitera.
Después de llamar a las puertas de varios servicios, la desesperación se apodera de ellos y ya no saben qué hacer para que alguien les diga lo que está pasando. Cada día que se acercan al río encuentran más reos muertos y «por el momento nadie dice nada sobre el tema y el río se se sigue muriendo».
Análisis profundos
Mientras, el Ayuntamiento de Pontedeume, al que pertenece el coto de Ombre, sigue moviendo ficha en el asunto con el fin de agilizar lo máximo posible el tema y conocer a ciencia cierta qué es lo que causa la mortandad de los reos, puesto que el Concello eumés tiene una toma de agua en el río Eume para abastecer a la villa.
«Por el momento nos estamos abasteciendo con agua de manantiales, ya que todavía no hizo falta recurrir al agua del río, por lo que no hay riesgo para la población. Además, los últimos análisis realizados por la concesionaria de aguas siguen diciendo que el agua es potable», dice Javier Crespo, concejal de Servicios del Ayuntamiento.
Aún así, reconocen que el tema les preocupa y que quieren saber a qué se debe la mortandad con más exactitud, por lo que han iniciado los trámites para solicitar a Augas de Galicia que haga un análisis más profundo de las aguas del río Eume.
Por su parte, fuentes de la Cofradía de Pescadores Virgen del Carmen de Pontedeume reconocen que sus análisis no desvelan ninguna sustancia extraña y que los bivalvos no presentan una mortandad fuera de lo normal.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios