La Xunta culpa a las características geológicas del cauce del Eume del aumento de acidez del agua que mata a los reos

70

La Xunta atribuye la mortandad de peces en el río Eume a causas geológicas. La Consellería de Medio Ambiente desveló ayer los resultados preliminares de sus analíticas, practicadas a raíz de la aparición de más de un centenar de reos muertos en la zona intermareal (una veintena, según fuentes autonómicas). El reo es una especie de salmónido que por estas fechas remonta el río para desovar. Tiene que adaptarse, por tanto, a cambios de salinidad, de temperatura y de acidez en el agua. Y el pH del río se encuentra ahora dos puntos por debajo de la acidez normal.


Las biopsias realizadas en el departamento de Microbiología de la Universidade de Santiago apuntan a que las muertes de reos se deben a un fallo biológico en la actividad enzimática del animal provocado por la alta acidez del agua. Se descarta, por tanto, cualquier enfermedad de origen vírico.
En cuanto a las analíticas del cauce, los mismos informes preliminares señalan que el pH del agua se debe a las características geológicas del cauce, asociadas también a las variaciones pluviométricas de la zona. En definitiva, que la Administración gallega apunta a causas naturales para explicar la alta mortandad de los reos.
«Seguimos sin encontrar indicios de vertidos contaminantes», aseguraron ayer fuentes de la consellería. Hasta el momento, se han analizado 33 parámetros del agua y el único fuera de la normalidad era el grado de acidez. Matizaron también que en el cauce hay una red de 24 puntos de muestreo periódico que ayer recorrieron con un despliegue de unas treinta personas.
Tres de esos puntos están ubicados en el afluente Chamoselo, y uno de ellos en el lugar exacto de las obras de la autovía Ferrol-Vilalba, en las que expertos ajenos a la Xunta detectaron un alto grado de tierra diluida con piritas, un mineral acidulante. Un análisis encargado por el Concello de As Pontes apuntaba en mayo del año pasado al riesgo de contaminación del Eume a través de su afluente, ya entonces condenado para la vida de salmónidos.
Fuentes próximas a la investigación informaron de que ese no había sido el único informe remitido a la Xunta para alertar del riesgo, por lo que la problemática venía ya de meses atrás, y no se empezó a notar hasta ahora porque es la época en la que el reo empieza su remonte, a diferencia de las truchas, que se adaptaron a las condiciones de acidez de manera paulatina.
En cualquier caso, Medio Ambiente continúa sus pesquisas para determinar si hay causas humanas, y hoy enviará al lugar una unidad móvil para realizar analíticas más pormenorizadas en tiempo real de la evolución del agua.
Ayer seguían apareciendo peces muertos, mientras que Medio Ambiente mantiene el cómputo en 23 ejemplares.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios